Pobre Europa pobre

CartelDiaEuropa

Unida en la diversidad, dividida en la adversidad

Hoy es el Día de Europa. Poco, apenas nada que celebrar, al menos para la inmensa mayoría. Europa entró oficialmente en recesión a finales del año pasado, después de dos trimestres seguidos en números rojos. Pero eso no fue lo peor: lo peor es la carencia de expectativas, la desesperanza, la convicción enraizada en el subconsciente de que la situación revierta. La falta de pasos en ese sentido determina el desencanto. La austeridad, la gran apuesta alemana para consolidar una Europa saneada la está enfermando. La sangría no funciona, no está dando los frutos esperados, pese al largo período de pruebas. Al contrario, los recortes en la inversión pública han traído más penuria, más desconfianza de los mercados y las entidades financieras hacia los ciudadanos y empresas, más desigualdad entre el norte y el sur de Europa y también, reducido a microcosmos, entre los propios ciudadanos de cada país, de cada ciudad, de cada escalera de vecinos. En España, los datos de pobreza alarman, de la misma manera que lo hace el aumento de las grandes fortunas y sus escapatorias para defraudar a Hacienda.

Las instituciones europeas se han convertido en un animal marino casi mitológico, poco visto, pesado, que nada con dificultad; un mercante oxidado que navega a la deriva, con brechas en el casco y al que nadie quiere cerca de sus costas. Es fácil de imaginar que los mandos de tan penoso buque sean incapaces de modernizar la flota; ni siquiera de ilusionar a su propia tripulación.

Europa ha conseguido que los europeos vivan en un estado de alarma permanente y solo algunos se atreven a levantar la voz por encima del run-run con alternativas a los recortes y a una gestión nefasta de la crisis, también de la bonanza cuando la hubo. Son muchos, pero minoría al fin y al cabo. Los poderosos han conseguido atemorizar a todos los países europeos. El 82% de los ciudadanos menciona la recesión en los primeros puestos de sus temores, segun un informe realizado por la consultora GfK, y solo el 3% de los encuestados en 16 países confía en sus políticos. El paro, el colapso global, la bancarrota, la pérdida del estado del bienestar, la desaparición de las pensiones y el terrorismo (éste último en menor grado en los países del sur) centran los miedos de los europeos.

Las instituciones tampoco gozan de la confianza de los ciudadanos y, por ende, en caso de colapso o desastre, el 61% de los encuestados afirma que solo confiarían en ellos mismos, frente a un 36% que asegura que confiaría en la policía o en el ejército y un 24% que lo haría en organizaciones no gubernamentales. Sí, la pobreza puede despertar la solidaridad, pero también provoca monstruos: la xenofobia, de la mano de ese individualismo, ya empieza a enseñar sus orejas peludas. De la desafección y el desencanto al populismo barato y facilón hay una fina línea, también roja como las que se sobrepasan día tras día. Nada que celebrar hoy, por tanto, en la pobre Europa pobre.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Análisis, Crisis, Economía, Internacional, Opinión, Personal, recortes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a Pobre Europa pobre

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. ELISA dijo:

    Buenas tardes (qué solo está esto)🙄

    La pólitica dirigida al consumo, que ha regido como ideología, ha forjado ese carácter individualista y por ello, está costando que los ciudadanos se organicen colectivamente y que crean que eso pueda llegar a ser efectivo. Será un proceso demasiado lento en proporción a la velocidad con la que están recortando derechos y para cuando se tenga esa conciencia ya se habrá perdido mucho por el camino. La impunidad de los personajes corruptos, que desfilan a diario, hace que nos sintamos insignificantes impotentes y desamparados por la ley. La forma de reprimir las manifestaciones por parte de las fuerzas del “orden”, la condena de los miembros del Gobierno hacia los grupos que les interpelan por su falta de escrúpulos, intentando generar sentimiento de culpa a los que han sido lanzados de sus domicilios, confunde a muchos. Y ahí tenemos el desnorte y desconcierto actual. Claro y todo eso desde este trocito de Europa…

  3. Carmenchu dijo:

    Hola!! Ya contigo no está solo, Elisa! Buen análisis para explicar esta falta de solidaridad efectiva general y ese Sálvese quien pueda, que provocará que al final no se salve ni el apuntador.

  4. Ana dijo:

    Es demasiado tiempo ya con incertidumbre, inquietud, sensación de no saber nada de lo que va a pasar, miedo, inseguridad, desconfianza………. Esto parece una especie de “reeducación” urgente y a lo bestia de los ciudadanos. Definitivamente, estamos en una dictadura-corrupto-católica-dura.

    • Jaime dijo:

      Buenas noches. Yo he celebrado que los europeos no estamos en guerra sino involucrados en un proceso lento y tan difícil que nunca ha tenido éxito. Puede que yo ni siquiera lo vea empezar a cuajarse, pero aprecio que haya quien lo reivindique, lo impulse, lo defienda, lo trabaje, y lo desee.

    • ELiSA dijo:

      Buenos dias!
      😀

      La unión hace la fuerza. Las movilizaciones de ayer dieron resultados. Me congratulo y el 12 de mayo más 😀

    • ELiSA dijo:

      Ora pro nobis sancta dei genitrix 😀 !

    • Jaime dijo:

      Buenos días. Yo lo vi en directo y me restregué los ojillos pensando que no debía estar despierto. Me cuesta aceptar en lo que se ha convertido RTVE. No obstante me pareció apreciarle cierta sutilísima socarronería a la periodista que lo locutó…

      • ELISA dijo:

        Buenas tardes:
        😀

        Quieren que volvamos de nuevo a aquella España profunda de miedos, represión y rezos. Las clases altas pudientes y dominantes y la clase baja machacada y conformada esperando un milagro, gente sometida con salarios bajos apenas para comer, con enseñanza y sanidad privada que marque la diferencia de trato.¡qué nos habíamos creido!

        • Jaime dijo:

          Exacto, Elisa, buenos días a todos. Es lo malo de cualquier religión, que lleva implícita un deseo de extenderse. ¡Cómo no vas desear lo mejor para todos cuando tu tienes lo mejor! El que ha visto la luz está obligado a mostrársela a todos los demás y, por supuesto, a hacerlo aunque estos no muestren mucho interés, o incluso se resistan. ¡Cómo no vas a obligarles, si es por su bien! También en el caso de que llegue a implicar su muerte, porque para el creyente la vida mejor, la de verdad, es la de después de muerto! Se sienten apoyados por su dios y son privilegiados porque han sido iluminados…
          ¡En fin, para qué seguir!😥

          • Jaime dijo:

            …Pero no sólo es religión -que me ciega la desazón-. Para muchos cínicos y bien situados, es el vehículo para mantener su posición privilegiada, como tan acertadamente has apuntado.

            • Ana dijo:

              Si, Jaime, porque como para ellos todo lo que ocurre es lo que dios quiere, pues si ellos son ricos y nosotros pobres es algo ajeno a nuestra valía o dignidad o merecimientos…………, son deseos del altísimo y no me refiero a Pau Gassol.

  5. Carmenchu dijo:

    Buenas!! La religión es una buena herramienta de represión, resignación y miedo a lo desconocido. Muy empleada por el poder y los privilegiados para mantener el status. En fin, que en ella se basan y en la injusticia-designio divino.

  6. ELISA dijo:

    Momentos musicales😀 (casi celestiales)

    http://www.youtube.com/watch?v=xAmQimol72w

  7. Carmenchu dijo:

    Buenos días!!!😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s