Economía estrellada

¿Crisis? ¿Qué crisis, cuando el dinero corre a espuertas y desborda las calles hasta desaparecer por la rejilla de las cloacas? Como nuevos ricos, nos permitimos el lujo de tirarlo por los sumideros sin que nadie lo impida ni parezca escandalizarse. Pero no solo corre vertiginoso por las calles. El dinero, el invertido en educación, cultura, salud,…, también vuela y lo hace en low cost hacia otros países de Europa, Sudamérica, Estados Unidos,… a una universidad de prestigio donde se asienta, llama a más dinero y crea riqueza; a un centro de investigación o, por qué no, a un pequeño hotel a las afueras de Edimburgo donde alguien alcanzará un nivel de inglés impensable de haberse quedado en España. Allí los conocimientos empaparán como fina lluvia que irá calando hasta los huesos y, entonces, en alguno de esos lugares donde se inventa, empezará a surgir algún brote verde. Pero será lejos. Y, paradójicamente, cuanto más se recorta, que en esas estamos aquí, más dinero se despilfarra por las cloacas. Y con él se va también un futuro  solo apto para aventureros o para quienes nada tienen que perder ni nada dejan detrás. Y sin futuro no hay esperanza.

¿Alguien sabe de qué es capaz un pueblo desesperado sin nada que perder? Quienes nos gobiernan sí. Por eso no están por la labor de atajar el problema y es que hacerlo supondría reconocer que existe y dar pie. Son así. Lo fácil es optar por la táctica del avestruz y esconder la cabeza bajo tierra. También sirven los cristales ahumados de un coche oficial o de un ministerio. Y parapetados tras las defensas, confundir la realidad con una ilusión óptica y negar así el problema achacándolo a los efectos de alguna seta alucinógena que alguien confundió con un brote verde. Sin esperanza sería muy fácil lanzarse a la aventura (la islandesa podría ser un buen principio), armarse de valentía y romper los trastos superfluos para mudarse solo con lo esencial. Y ellos, renunciar, si fuera preciso, a la comodidad del hotel los días de sesión, a los viajes en clase business, al coche oficial, al poder y a esa insultante sensación de impunidad que solo gozan los poderosos que se saben privilegiados.

noche-estrelladaPor eso siguen con la murga de la esperanza y anuncian un cambio de tendencia en un futuro inconcreto: ni muy lejano para mantener la tensión ni muy cerca para que no se desaparezca el espejismo. Como la luz de las estrellas que nos llega miles de años después de ser emitida. Mirándolas en una noche despejada, sin contaminación, nos sentimos pequeños, relativos, pero es sólo un reflejo del pasado. Ahora podríamos ser muy grandes, solo con un poco de valor.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Economía, Opinión, Personal y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Economía estrellada

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. mayte dijo:

    En otras epocas, no tan lejanas, una situacion similar se terminaba cortando cabezas…..ahi lo dejo! que vayan probando y tensando la cuerda, pero esta camino de romperse.

  3. Jaime dijo:

    Buenos días. ¡A qué presión te sometemos, Carmenchu, con esta demanda insaciable que lidera Elisa con una puntualidad suiza! Y con cariño -todo hay que decirlo- lo que crea una vaporosa y agradable interdependencia, imagino. ¿Lo se?. Toda una retroalimentación, como, por otro lado, ¿podría o tendría que ser de otra manera?

    ¿No os encoge el alma pensar que esas estrellas, que vemos en el ya sobrecogedor vacío del espacio, especialmente cuando las miramos en el campo, alejados de la perturbación lumínica de las urbanizaciones, pueden ya no estar allí? ¿Haberse marchado hace ya millones de años?¿Representar, ya, inequívocamente, nuestro futuro?

    ¡Claro que aún no dominamos todas las dimensiones!

    http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_de_cuerdas

  4. Ana dijo:

    Carmenchu, qué Astronómica estás últimamente. Las estrellas te inspiran, parece.

    Pues aquí, hablando del dinero que se va a estudiar al extranjero, mi profesora de inglés, sólo una hora a la semana, conversación, más bien diálogo de besugos, me comentó cómo algunos jóvenes, o no tanto, treinta y pico años, del pueblo ,que hace mucho ya se fueron a las capitales del país a estudiar, que después habían encontrado un trabajo decente y ya se habían hecho a esa vida, ahora están volviendo aquí porque ya no les queda colchón para seguir con su vida, han sido despedidos en los últimos años y lo peor, han tenido que volver al pueblo con sus padres y han tenido que volver a hacer clases de inglés pagadas por sus padres para irse a dónde haga falta. Es una pena que cuando ya te has situado en la vida te la quiebren, tengas que dejar atrás hasta a tu novia.

  5. ELISA dijo:

    Buenas tardes:
    😀

    Ahí estás, certera como siempre, dando en el centro del meollo, Carmenchu. Estoy de acuerdo, es una estrategia para ganar tiempo. Pero como dice Mayte todo tiene un límite y tendrán que improvisar mucho para contener a los que ya les queda pocas esperanzas de que su situación personal se arregle.

    • ELISA dijo:

      Jaime, se trata del bienestar, esa interdependencia…

      La clave está en la rutina diaria.

      La palabra bienestar es excelente tanto junto por separado, es decir, se trata de un término que incluye dos conceptos humanos al cien por cien en el diccionario de la superación personal: BIEN y ESTAR. El verbo estar remite a la situación en el mundo de una persona, a su estado emocional, al modo en que afronta las cosas.
      Pues bien, no siempre estamos bien en nuestro día a día puesto que también existen momentos de malestar, de debilidad, de dolor y sufrimiento. Sin embargo, teniendo en cuenta que el pensamiento precede a la emoción, nada mejor que aprender a corregir nuestro modo de pensar para poder sentir de un modo más efectivo. La mente reacciona
      ante un estímulo, en base a ese estímulo surge un pensamiento, que a su vez, genera una emoción y dicha emoción refleja una conducta.
      Pues bien, aquí tienes las claves del bienestar en tu día a día:
      1) Rodéate de personas entusiastas y optimistas.
      2) Atrévete a improvisar en tu rutina diaria. No te encierres en la seguridad de lo conocido
      y amplía tu mapa del mundo.
      3) Escucha música cada día que te genere buenas vibraciones, ilusión y fuerza. Puedes realizar ejercicio físico al compás de la música ya que el deporte es excelente.
      4) Participa en actividades de voluntariado.
      5) Disfruta de tu soledad y de tu autonomía. Hay muchos planes con los que puedes pasarlo bien: ir al cine, dar un paseo por la ciudad, asistir a una conferencia, participar en un curso, leer un libro…
      6) Toma la iniciativa en tu vida, no te quedes parado a la espera de que los cambios vengan del exterior ya que todo cambio procede del interior porque tú tienes el poder y el control de tu propia vida.
      7) No te des por vencido incluso, cuando te sientas derrotado. Deja que la luz del sol entre por la ventana de tu habitación y lo ilumine todo, sencillamente, porque la vida es bella. No importa que no hayas cumplido todos tus deseos, nadie ha logrado ese reto jamás.

      Y no importa que las estrellas ya estén muertas …

      (ha sido un copia y pega, pero así lo siento yo)

      • Carmenchu dijo:

        😉 Gracias Elisa! Me lo guardo para cuando vengan más duras!…

        • Jaime dijo:

          Así es como funciona, efectivamente. Nada que añadir, sólo reiterarse. La red, esta red, como las “cuerdas” es y no es a la vez y en el mismo lugar, imbricada, somos porque son los que están al lado, y si no fueran no seríamos…Que es lo mismo y complementario de lo que dice Elisa… Pero en obstruso,😆😆

          Buenas noches

      • Ana dijo:

        Qué bien que existen los escritores, los periodistas, los pensadores. Muchas veces dicen lo que pensamos y sentimos pero no sabemos expresar en palabras. Ellos las ponen por nosotros. Este es otro lujo de la rutina diaria.

  6. ELiSA dijo:

    Buenos días!
    😀

    Leise fleken meine Lieder
    Durch die Nacht zu dir;
    in den stillen Hain hernieder,
    Liebchen,komm zu mir!

    lalala lalalalala…
    😆

  7. Carmenchu dijo:

    Buenos días!! Siempre me ha gustado la poesía tirolesa… Qué gran pueblo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s