Lucha de clases, la guerra no ha terminado

El conflicto de clase crece. La crisis, con el paro como estandarte de esta singular batalla. Hoy se han conocido los datos de octubre, deprimentes y desalentadores, que meten el dedo en la llaga del enfermo y muestran el camino a no seguir a aquellos que pretenden curar la herida a base de austeridad, privatización de lo público y recorte de derechos esenciales. Parecería que no quisieran curarla y apostaran por la amputación del miembro, aunque eso sería objeto de otra entrada.

De acuerdo, muchos vivieron por encima de sus posibilidades, pero el resto (léase poder financiero y político) alentaron ese espejismo de riqueza y pusieron las leyes y las consignas de objetivos a conseguir al servicio de esa burbuja que nos estalla a cada paso mientras intentamos cruzar una calle vigilada por francotiradores a sueldo. Puestos a ver brotes verdes, resulta interesante que (¡por fin!) la ciudadanía esté empezando a ser consciente d que la lucha no es entre iguales a los que se intenta separar y dividir con cortinajes de humo basados en la identidad nacional, sino entre clases. Para que esto haya sido posible, el precio a pagar está siendo demasiado alto, demasiado triste.

Pero nada más sano que una buena lucha de clases, aunque no ésta, que se juega en desigualdad de condiciones y con uno de los ejércitos hambriento, desordenado y con medios obsoletos. Mientras los ciudadanos perciban la desigualdad de clases como un escollo a salvar, mientras no se abotarguen y se resignen a su destino, habrá contienda y juego, también democrático. Aún queda espacio para la rebeldía, la denuncia, la reivindicación, el ansia de mejora. Y no se trata de convertirnos todos en ricos porque ahí residiría la semilla de nuevas pobrezas, sino de alcanzar un mínimo común digno, de libertad y, sobre todo, de justicia, en el que cada uno sea dueño de su destino pero en cuyo avance hacia una sociedad mejor (porque de eso se trata, no de que sea más rica) no se deje en el camino ningún hombre, mujer, niño o anciano. Y eso no es cuestión de dinero (que no suele ser solidario), sino de cultura, de respeto por uno mismo y por los demás, de dignidad como personas, como sociedad.

Esta entrada fue publicada en Análisis, Opinión, Personal. Guarda el enlace permanente.

30 respuestas a Lucha de clases, la guerra no ha terminado

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. ELISA dijo:

    Buenas tardes:
    😐

    La pérdida de estatus afecta a la salud de las personas. El pago del euro por receta y el copago ha resultado ser una medida disuasoria para retirar recetas de la farmacia. Os dejo un enlace muy largo. Echarle, cuando podais, un vistazo:

    http://dempeusperlasalut.wordpress.com/2012/11/05/sobre-el-efecto-disuasorio-del-euro-por-receta-y-el-recopago/

  3. Carmenchu dijo:

    Hola Elisa! Me lo leo luego! Qué pobresitos somos…

  4. Carmenchu dijo:

    Resulta, sí, muy sospechoso ese silencio corporativo del sector, en ocasiones, por desgracia, claudicado ante el poder ‘disuasorio’ e incentivador de las farmacéuticas. Si ellos que deberían defenderse, y por ende, defendernos, no hacen nada, nosotros estamos en sus manos del todo, sin conocimientos médicos y sin capacidad de respuesta.

  5. Ana dijo:

    Carmenchu te ha salido un post muy digno. La conciencia de clase desapareció cuando los obreros se sintieron burgueses por tener un Mercedes, aunque seguían siendo trabajadores. Cuando dejaron la lucha porque ya tenían cosas que perder. Así que lo que nos queda es, como tú dices, luchar por recuperar el respeto que nos han perdido. Aunque a mí no me importa que esa gente no me respete, casi es un honor. Claro que esa falta de respeto está dejando a muchas personas en la cuneta, demasiadas.

  6. Carmenchu dijo:

    Gracias, Ana. También se ha perdido la solidaridad entre nosotros mismos. Nos comportamos como tiburones, pero no somos más que pececillos… y uno solo no puede hacer nada, pero mira las pirañas todas juntas lo que consiguen!😉
    Buenos días!

    • ELiSA dijo:

      Buenos días !
      😀

      Hay mucho trabajo solidario que hacer. Se ha de empezar desde abajo, podríamos hablar a nivel de ampas, a nivel vecinal😉 a nivel empresarial organizándose. Ahí casi ya se
      quitan las ganas cuando compulsas el mal
      estado de la educación en lo más básico de la convivencia de los ciudadanos y y la falta del sentimiento de clase social o del espírutu de lucha por derechos comunes.

  7. Carmenchu dijo:

    Jaime, pedías una prueba gráfica del fracaso del diálogo con mi nevera. Además, se ha solidarizado definitivamente con la redacción de El País: está en huelga. Aquí va:😦

    • Jaime dijo:

      😆😆 Si no es por esa bolsita solidaria, con barrita de pan incluida, la imagen me habría transportado al espacio intergaláctico. Tu nevera te habla ¡claro que sí, y además ni en catalán ni en castellanoí! por eso no está a tus órdenes…Es el robot emancipado. ¿Has probado a ofrecerle un buen pacto fiscal? Me ha parecido que sufre síndrome esquizofrénico porque el congelador va de perlas. Es el problema de tener dos motores, que no se pongan de acuerdo y uno quiera ir hacia su sentido natural y el otro se plante por llevar la contraria…¡Nada que no veamos a diario! En fin, creo que con mimo y paciencia no lo vas a solucionar: vas a tener que tomar difíciles decisiones… ¿Estás preparada?

      • Carmenchu dijo:

        😦 Sip… Es como Hal 9000 en ‘2001, una odisea en el espacio’. Ya ha empezado el angosto camino hacia la emancipación… Creo que solo tiene un motor, lo que acentuaría el carácter esquizofrénico del electrodoméstico. Además, para acabar de complicar la situación, es alemana. Voy a intentar españolizarla antes de tomar medidas más drásticas…
        La bolsita solidaria la compré hace muchos años. Es mi mañana ideal: El País, flores y tostadas…

        • Jaime dijo:

          🙂 ¡Qué apacible y sugerente, sí, para empezar una mañana! El ingrediente de las flores evoca que entra el sol por la ventana, en su sentido más lato.
          El País debe estar pasando por una crisis muy compleja. A la económica, se le añade la de adaptación a los nuevos cauces de comunicación y su perfil de negocio, y no en menor medida la generacional.
          Hace unos pocos años, paseando a mi perra, coincidí a la hora de comer, en un paso de peatones, esperando a que se pusiera franco para cruzarlo, con Joaquín Estefanía, Soledad Gallego, y Javier Pradera, que acababan de aparcar cerca y supuse que iban a comer al restaurante situado en frente. Como conocía, de una anécdota vivida muchos años antes, a Soledad Gallego, me atreví a espetarles admirativamente: ¡Vaya, la cúpula directiva de El País! A lo que Estefanía me contestó de inmediato que de directiva nada…Eso me hizo pensar que, efectivamente, una realidad es los periodistas que uno ve al frente de las cabeceras y con los que se identifica y otra la empresa editora, a los que no se conoce tanto, o nada, y cuyos intereses lamentablemente no siempre coinciden con el cometido de servicio público y de cuarto poder democrático que dignifica la profesión de periodista. Ramón Lobo suele publicar en Twitter vídeos con las manifestaciones de protesta en la redacción de El País en Madrid, y algunos afectados o concernidos por el ERE, como Enric González, han dado su opinión públicamente, pero, aun así tengo la sensación de que no dispongo de toda la información necesaria para saber todo el alcance de lo que les está pasando.

  8. ELiSA dijo:

    😆

    Que bien me lo habéis hecho pasar con ese humor surrealista😆

  9. Jaime dijo:

    Elisa, no le he querido decir nada a Carmenchu, porque me ha encantado conocer en persona a su nevera, pero la foto que demandaba era la que tu nos mencionabas que aportarías…¿sobre patos?🙂

    • ELISA dijo:

      Jaime, 😀 He de darme prisa, que la Navidad está cercana y hay mucha crisis😉

    • Carmenchu dijo:

      Ja ja ja! Que corte! Tu petición iba justo debajo del comentario sobre la nevera. Y esta mañana me he animado en busca de solidaridad…😉 Aún voy en el tren. Había un follón descomunal y avería nadie sabe dónde más allá de Castelldefels. Renfe!…

      • Jaime dijo:

        Ha sido un placer; ya lo has visto. Todo un detalle.
        Ahora esperando a ver los primeros resultados de una noche larga.
        Buenas noches.

  10. ELiSA dijo:

    Buenos días!😀

    La intuición no me ha fallado y ahí está Obama a quien tampoco hubiera votado. Hubiera optado por algún partido que dejara alguna rendija de aire fresco… Ahora a concentrarse en el 25-N porque aunque sé lo que quiero tengo que leer muchos programas que se acerquen a ese ideal. Porque el cien por cien no lo voy a encontrar, lógicamente.

    Por otra parte hay manifiestos que los firman intelectuales a los que admiro en su faceta de escritores y con los que no comparto su ideología política como el Sr. Vargas Llosa y otros y me desconcierta verlo en ese grupo junto con Almudena Grandes y gente de izquierdas.

    ¡Que tengais un buen día!
    😀

    • Jaime dijo:

      Buenos días. Coincido con Carmenchu: Obama no es nuestro ideal. Nos ha defraudado. Empezó con no resolver el problema gordiano de Guantánamo y para mi culminó con el asesinato de Bin Laden, pero ¿alguien tiene alguna duda de que Romney habría hecho lo mismo y muchas más cosas, como crear alguna guerra más para seguir alimentando una recuperación económica basada en las grandes empresas estadounidenses que giran en torno a ellas? Yo he sentido alivio con su victoria.
      Pero todo esto y vuestros comentarios lo que me sugiere es plantear una pregunta que me parece de gran importancia: ¿Qué valor tiene un voto a un tercero o a nadie cuando sólo dos candidatos tienen posibilidad de gobernar?

      • ELiSA dijo:

        Hola Jaime :

        Si, como dices, los candidatos con posibilidades no merecen confianza y aún así se les vota, luego cuando nos defrauden vamos a tener que asumirlo. Otra cosa sería que se votara con convicciôn. Votando por ideología, se hace, a la vez, con honestidad y ilusión. Yo sin esos ingredientes no puedo vivir en cambio de otras cosas si puedo prescindir.
        😀

        • Jaime dijo:

          Hola, Elisa. Sería más sencillo, sin duda, si fuera como tu has interpretado mis palabras, como que los dos candidatos con posibilidades de alcanzar la presidencia son los dos inmerecedores de confianza tras haber mostrado que en algo no cumplen lo que sostuvieron. Vamos a dejar a Romney al margen porque el hombre todavía no ha alcanzado ninguna presidencia y no se le puede juzgar en consecuencia, pero de Obama, yo no he dicho ni diré que no merece confianza. He dicho que me ha defraudado en dos aspectos concretos pero no en todo, luego en otros aspectos todavía gozaría de esa hipotética confianza, si yo se la hubiera dado a través de un voto. La razón es que intento ser consecuente con la realidad tan poliédrica que percibo. Un presidente de USA no es un emperador romano, ni tan siquiera un secretario general del Partido Comunista chino. Tiene una serie de mecanismos constitucionales (Congreso en minoría) que le impiden hacer lo que le venga en gana y sufre otras condiciones mucho más sutiles y poderosas, que a mi me parece que explican, no justifican ni me obligan a asumirlas, algunas de sus decisiones. Simplemente porque un voto no es un cheque en blanco. Yo, de poder haberle votado, lo hubiera hecho por las consideraciones e intenciones mostradas sobre una serie de cuestiones y por las decisiones que comparto que sí ha podido tomar en estos cuatro años, que supongo están en la mente de todos y han aparecido estos días en los resúmenes de los periódicos por lo que no me extenderé, pero por citar sólo tres, finalización de guerras y programación de repliegues, actitud comprensiva e igualitaria respecto al mundo musulmán (Conferencia de El Cairo) y el problema de Palestina, y en clave interna los esfuerzos por extender una protección sanitaria a las capas más desfavorecidas.😉

  11. Carmenchu dijo:

    Buenos días!! Obama es un mal menor. Llega un momento en que todo se basa en eso: males menores, porque los males mayores (que son los que nos gobiernan) ya se ve el camino que cogen. Son tan píos, que cogen el más angosto y estrecho para ganarse el cielo, o una pensión vitalicia, que debe parecérsele bastante.😉

    • ELiSA dijo:

      😀

      Carmenchu :

      Parábola de las manzanas… En verdad os digo que el mal es muy poderoso, si pones una manzana podrida con otras sanas acabarán pudriendose todas las demás😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s