Corona de espinas en la monarquía 2.0

El Rey reina, pero no gobierna. Además de ser inviolable, tampoco es responsable de sus actos, por lo que no puede ser acusado ni imputado cometa el delito que cometa, y menos aún si es de palabra. Está escrito. Eso sí, puede matar elefantes, romper escalones y maltratar alfombras. Tampoco es responsable de su familia política, sobre todo cuando no es de sangre, como su yerno que ha hecho más por la República que el propio monarca, tejiendo una telaraña de corruptelas aprovechando las ínfulas de poder de políticos sin talla que se metieron en camisas de once varas y saquearon las arcas públicas para hacerse con prebendas y el ilustre abolengo que la historia les negó. Poco ha cambiado desde el Medioevo. Pero entre ese poco, está Internet. Ahora, los responsables de comunicación, ante tanta caída física e ideológica, han creído el momento de acercar la Monarquía a ese pueblo que va libre por la Red y en ella ha caído la corona.

La web de la Casa Real da error

O todos mis dispositivos digitales me fallaron ayer a la misma hora o la página de la Casa de Su Majestad el Rey fue borrada de un plumazo durante un tiempo que no sé determinar. Acepta mal las críticas esta corona de espinas. La carta del rey era clara: no hay que perseguir quimeras, hay que estar unidos (leía ayer en Twitter buenas ideas como la de unir también las fortunas y no solo los infortunios). El rey no quiere “escudriñar las esencias” ni debatir si son “galgos o podencos quienes amenazan nuestro modelo de convivencia”, aunque ese modelo sea en la práctica de connivencia y conveniencia. Aquí el negro que escribe los discursos debió poner el máximo cuidado para no errar, dada la similitud sintáctica. El rey vuelve a intentar caer: caer de su inmobilismo y caer bien a unos dando por perdidos a los que persiguen quimeras, a los podencos, pero lo hace con un discurso manido, aprobado previamente por Mariano Rajoy en uno de sus habituales despachos en la Zarzuela. No encuentro ya esa carta en la web oficial de la Corona, aunque quedan imágenes navegando en busca de puerto. No iban tan desencaminados quienes aseguraban, por qué no, que la web ofrecería en streaming las caídas del monarca. Al tiempo. Mientras esto llega, Quim Monzó analizó el texto ayer en La Vanguardia.

Y un regalo y ejemplo de normalidad: la familia real británica en topless, vista por Steve Bell, publicada ayer en The Guardian

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Opinión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Corona de espinas en la monarquía 2.0

  1. Carmenchu dijo:

    Buff! La rueda que indica si se carga o no la página no hace más que dar vueltas, pero veo que se ha publicado. Estoy hasta la ‘coronilla’…😉 Buenos días!

    • ELiSA dijo:

      Buenos días:

      Entraré a comentar muy tarde, que el tema tiene miga. Hoy asisto a la entrega de premios Solé Tura en Torre Agbar.

      Entre tanto, me quedo pensando por qué ninguna reseña en tu blog a Carrillo. A mi que me caía bien me causa un mar de sensaciones escribir algo sobre él.

      • Carmenchu dijo:

        Hola Elisa!! no he hablado de Carrillo porque me parecía que todo se estaba ya diciendo ayer. Me caïa muy bien y me gustaba, lúcido como pocos. No me gusta hablar de muertos porque encuentro muy peligroso seguir la senda escrita por otros que parecen conocerle mejor que yo. Pero, eso sí, fue el primer hombre mayor de 16 años que me invitó a un cigarro… Yo tenía esa edad y lo guardé durante mucho tiempo. Un día me lo fumé… 😃

        • ELiSA dijo:

          Buenas noches!!
          🙂

          El Rey no debería ver tanto peligro en que las personas salgan a la calle a decir cosas.¡ni que fuera el 23F! Por otro lado, se agradecerìa por parte del Monarca una carta para decirle al Gobierno que no elimine las ayudas a los más necesitados y que dejen de apoyar a los corruptos .

          En cuanto a Carrillo sólo decir ¡gracias!
          Esta tarde he asistido a la entrega de premios sobre cortometrajes basados en la enfermedad del Alzheimer. La Fundación Uszheimer junto con la Fundación Maragall promueven este concurso para que sirvan para dar a conocer los recursos existente para retrasar la enfermedad y el apoyo a las familias

          • ELiSA dijo:

            ¡ntch! Borrar el ¿no?

            Ana ¿que ocurre que no comentas? Espero que estarás bien🙂

            Jaime con sus maletas dispuesto a ir a tierras Gironinas. Espero leer alguna crónica como es tradición de este sitio.

            Buenas noches a todos y todas
            🙂

            • Carmenchu dijo:

              Y buenos días! Ahora te lo borro…😉 Te iba a preguntar por esos premios, pero esperaba la crónica. No hay que ‘olvidar’ nunca estos temas, que si perdemos la memoria… Ntsch!

              • ELiSA dijo:

                Buenos días!!
                🙂

                Fue entrañable. Hace 17 años el recurso del trabajo cognitivo era un proyecto. Allí estaba la pionera,amiga mía, viendo los resultados de. Aquel proyecto que yo ayudé por amistad a divulgar. Allí estaba Pascual Maragall y familia y la familia Solé Tura, representación sanitaria, del ayuntamiento con actitudes muy positivas para seguir en la línea actual.

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Elisabeth dijo:

    ¡¿Que Carrillo te invitó a un cigarro?! Sería tabaco negro, por lo menos. Ya me lo contarás. Lo de los Bobones es un sin parar de patinar. La marca España. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s