Dependientes

El Gobierno de Rajoy ha empezado a beber a grandes sorbos el veneno que él mismo inculcó: recortó las ayudas a los dependientes y ahora ve como Europa hace lo propio con los suyos y pone sus peros a rescatar a la dependiente España sin condiciones. Si no se sabe si Rajoy va o viene, sube o baja, dice sí y quiere decir no, o viceversa en  todo lo anterior, tampoco nadie sabe si va a pedir un rescate sin quererlo o si lo quiere pero no lo pide. Ante todo esto, resulta complicado protestar y salir a la calle y formarse una opinión a favor o en contra de lo ambiguo. Es el juego del despiste, que practica el trilero con astucia para confundir y aturdir hasta no saber dónde se esconde la habichuela y si realmente el objetivo del juego es encontrarla o si hubo alguna vez una.

Anoche volvió Salvados (La Sexta, 21:30 horas), periodismo en estado puro para unos ciudadanos que prefieren a La Roja y a su sofá que salir a la calle, protestar, organizarse, ser, en definitiva, ciudadanos de primera y dueños de nuestro destino, con criterio y responsabilidad democráticas. Esto vino a decir Julio Anguita, que gana con los años y se ha convertido en aquel viejo profesor tan sabio y faro ideológico preclaro, algo que se echa de menos entre los que permanecen en activo. Su discurso ha ganado también fluidez, por actual, frente a sus sermones cuando lideraba Izquierda Unida. La política es hoy un circo de tres pistas de funámbulos, acróbatas, tragafuegos, domadores de fieras y payasos. Los juegos malabares, los trucos de magia más o menos burdos y las medias verdades han desterrado a la coherencia y la honestidad.

En ese circo, el Gobierno de Rajoy escenifica una negociación ficticia, de vodevil y de enredo para conseguir las mismas condiciones ventajosas que han abocado a recortar salvajemente la sanidad y la educación (lo importante) en favor de un sistema financiero dilapidador y avaricioso (lo urgente, dicen), a subir el IVA ahogando el consumo y a nuevos recortes en dependencia, I+D, crédito a las pymes, atención a las familias, prestaciones de desempleo y tantos otros que empobrecen a quienes los padecemos, pero también a quienes los propugnan. Y todo para negar la mayor como si no existiera: el fraude fiscal, lacra histórica, institucionalizada, asumida como normal y patrimonio de espabilados. Y así,  sin darnos cuenta, nos hacemos cada vez más dependientes, más prisioneros, menos personas.

Esta entrada fue publicada en Economía, Opinión, Personal, recortes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Dependientes

  1. Ana dijo:

    Tienes razón, Rajoy transmite mucha inseguridad lo que acrecienta nuestro miedo e incertidumbre que ya se han cronificado. Anguita dió la sensación de tener las ideas mucho más claras, no estuvo dogmático como otras veces y fué bastante claro al decir que no hay ningún partido que pueda sacarnos o cambiar esto. Menudo dilema si hay elecciones
    Si no necesitáramos el rescate el gobierno sería mucho más tajante al decir que no, sin embargo dicen que depende de como vaya la economía, ¿pero cómo va a ir con tanta austeridad? cada vez más deprimida. Habrá rescate seguro
    Al parecer nunca podremos devolver la deuda pero mientras tanto vamos pagando los intereses de la misma, vamos privatizando empresas y, al final, seguiremos endeudados y muchísimo más pobres, con un esqueleto por Estado, y nuestros acreedores mucho más ricos. Estuvo, como siempre, muy bien el programa de Ëvole que se está convirtiendo en un experto de todos los temas que le echen. Le saca mucho partido a sus entrevistas y mucha información a sus entrevistados.
    Yo pienso que a pesar de ser tan dependientes como país, tenemos la independencia suficiente para, por ejemplo, juzgar y encarcelar a los que nos han estafado y hacerles devolver el dinero. Aún se podrían hacer cosas para limpiar esta sociedad, pero no hay voluntad.

  2. ELISA dijo:

    Buenas tardes:
    😀

    Que bien has repasado, Carmenchu. Conviene, hay que listar. Y para lista Esperanza Aguirre que se las pira… Seguro que vio el progama de Jordi Evole porque ha dicho que ella nunca quiso ser una profesional de la pólititca… ¡¡y lleva treinta años!!. En fin, se va, pero deja su delfín para que sea investido. No sé si habrá gato encerrado… 🙄

  3. Carmenchu dijo:

    Buenas tardes! Jordi Évole cada semana me gusta más…😀
    Porcierto, ¿No os pareceque algo huele a podrido en Dinamarca?…
    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/09/17/madrid/1347883820_376170.html

    Y no séqué es, que conste…😉 pero es rarro, rarro, rarro…

  4. Pingback: Bitacoras.com

  5. Elisabeth dijo:

    Muy bueno, por la indignación que destila. A seguir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s