Lo que queda

¿Alguien dudaba, a estas alturas, que el paro iba a subir en agosto? Lo ha vuelto a hacer, esta vez  en 38.179 personas. También han bajado las afiliaciones a la Seguridad Social en 136.762, con lo que el número total de desempleados se sitúa, a 31 de agosto, en 4.625.634 personas (esta última palabra, personas, adquiere extrema importancia en la orgía de cifras millonarias en que nos movemos ya como pez en el agua). Porque son personas, cada una con su drama a cuestas, aunque se intente desvirtuar la palabra tras pseudosinónimos como parásitos, vagos (por qué no también maleantes y recuperamos aquella nueva ley), cantamañanas y otros adjetivos subliminales.

El sector de la construcción cría plancton en el fondo del mar y la hostelería continúa frenada o al ralentí después de imponerse, en desigual batalla, el sentido común de muchos que guardan para los tiempos peores que se avecinan (Grecia nos avanza el futuro). Y resulta cruel animar al consumo loco a los condenados laboralmente a la muerte. Aquí entramos todos, cualquiera, no solo los sospechosos habituales con escasa formación y conocimientos. El acicate es que si consumimos y compramos otros no perderán su empleo por falta de ventas, de público o de clientes. Pero ese gran paso para la humanidad sería un acto heroico, y también suicida, para el hombre cuya sentencia está ya firmada en la bandeja de un escritorio del departamento de recursos humanos. España sigue siendo un país de albañiles y camareros. Y si no se ven tantos es porque están en paro, un ejército latente a la espera de un Eurovegas o de cualquier especulador sin escrúpulos que ponga la pasta.

Desbaratado el chiringuito y sin un nuevo modelo productivo basado en la competitividad y no en igualar los sueldos con los asiáticos no hay nada que hacer ya, excepto recoger los juguetes rotos. Si se ningunea la educación, se castiga la inversión, se despide con banderitas a los investigadores, enfermeras, médicos, ingenieros, arquitectos…, se desaloja el conocimiento de la base de la sociedad como si de sinpapeles en un peñasco se tratara, ¿qué queda? Quedan los datos macroeconómicos de producción industrial, los del Inem y los más objetivos de la EPA, las subidas de impuestos indiscriminadas para salvar bancos y tapar los abismos que dejaron los amigos del alma y los interesados en nuestros bolsillos. Eso, y resistencia, porque nos están haciendo tan duros que a los que queden será imposible vencerles.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Análisis, Crisis, Economía, Paro, Personal. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Lo que queda

  1. ELiSA dijo:

    Muy bien dicho y además lo has dicho todo.
    Por lo visto Eurovegas va a Madrid, con todos los privilegiod para el especulador. Parece increible que disponiendo de los mejores especuladores de Europa, tengamos que importarlos.
    🙂

    • ELiSA dijo:

      ¡¡Y buenas tardes!

    • Carmenchu dijo:

      Buenas tardes!! Me parece que al final todavía no se ha decidido si el estercolero se queda en Madrid o en Barcelona…. Muy bueno lo de importar corruptos, Elisa, con la de chorizos que tenemos aquí, sólo falta que haya excedente.

  2. Jaime dijo:

    Buenas noches.
    Creo, Elisa, que forma parte del camuflaje o de una maniobra paladina de distracción. Algo así como: si viene éste, corrupto mayúsculo donde los haya, que además es extranjero, seguro que suscita y concentra todas o la mayoría de las iras e invectivas de todos estos desarrapados idiotas que protestan, y así, mientras, nosotros seguimos a lo nuestro. Divide la atención y vencerás.
    Como nos lo planten aquí, sea en Barcelona o en Madrid, creo que voy a plantearme en serio expatriarme. Carmenchu nos puso los dientes largos y quizá haya que aprovechar ese poso.

    • ELiSA dijo:

      Buenos días !! Sí. Si sólo tuviera que tirar de mí y mi mochila seguro que me largaba porque por recurrir al refranero no creo que sirviera para unirme al enemigo o sea, dedicarme a la prostitución🙂 . Un poco de humor negro😉

  3. Pingback: Bitacoras.com

  4. Carmenchu dijo:

    Buenos días!! Vaya,… no hice copias de las llaves de la casa donde estuve. Si no, nos íbamos allí de okupas!…😀
    Miércoles, miércoles, miércoles… Nota mental: miércoles,…😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s