La vuelta a la realidad

Lunes, 3 de septiembre. A partir de hoy (el sábado fue solo un precalentamiento) muchos vamos a empezar a vivir por encima de nuestras posibilidades, ese pecado por el que cumplimos penitencia y tras el que ha caído un castigo divino que ya dura demasiado en el tiempo y en la intensidad. Pues después de tanta recriminación y reprimenda, ahora sí. Bastará con darse el lujo de ir a la peluquería porque has quedado para ir al cine por la noche. O comprar unas bambas nuevas a tu hijo para el nuevo curso escolar, además de libretas, compás, regla, lápices, bolígrafos, rotuladores… y, por supuesto, una fiambrera y una resistente mochila que aguante la rabia.

Ilustración: Abel Fernández

Cuando era niña, me embelesaba durante las primeras semanas de septiembre aquel olor a nuevo de los libros de texto. Empezaba a leerlos por el final e iba pasando las hojas hacia atrás, imaginando todas las cosas nuevas que iba a aprender en los meses siguientes. Me gustaba ir a la papelería (un ritual que me resultaba hipnótico) a comprar los forros que mejor se ceñían a cada esquina. Los dueños, que ya entonces me parecían unos ancianos entrañables, siguen viviendo encima de la que fuera aquella pequeña fábrica de sueños, convertida ahora en trastero de vida. El marido dejaba siempre la labor de forrar los libros a su mujer, quien con sumo cuidado ceñía esa segunda piel que preservaría al libro del infortunio de haber caído en manos de una niña ávida de saber. Y todo estaba allí. Abrirlos y olerlos, tocar sus hojas tersas, pasar la mano por la tinta y las imágenes nítidas, poner el dedo índice en las esquinas, todavía blancas, y sentir el pinchazo.

Este año, muchos niños no van a tener libros nuevos. Muchos libros este año no tendrán su merecida jubilación y deberán continuar un año más, alargando su vida laboral quizás hasta los tres años, lo que en un libro escolar representa alcanzar unos 80 años de los humanos, con todos los achaques y pérdidas de capacidad cognitiva que implica. También habrá menos profesores que velen y se desvelen por ellos. Estarán más solos que nunca. La realidad golpea duro a estos niños de hoy, que serán los ciudadanos de mañana y, sin quererlo, aprenderán realidad fuera de los libros y serán niños de su tiempo, en el que apenas nada es lo que parece. Dentro de unos años, no podrán decir que no estaban avisados ni que la realidad les ha impedido mantener la honestidad y la decencia.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Crisis, Opinión, Personal, recortes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a La vuelta a la realidad

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Jaime dijo:

    Pues no, Carmenchu, precisamente lo dirán porque lo que están aprendiendo es que la verdad y la mentira son indistintas e intercambiables, tienen el mismo valor, obtienen los mismos resultados buscados. Se están haciendo hábiles manipuladores y con este entrenamiento alcanzaran tal perfección que los destinatarios de sus verdades y mentiras serán incapaces de reconocerlas. ¿No está ocurriendo ya esto?

    • ELiSA dijo:

      Buenas tardes:

      Te felicito Carmenchu en este post has vertido tus habilidades en el decir a las que nos has acostumbrado. Por ejemplo cuando hablas de desamparo por falta de o por recortes económicos. No obstante, no quiero dejar de creer que las vocaciones existen y volveré a ensalzar a aquella maestra de. Barrio periférico que luchó y consiguió con sus clases particulares gratuitas y en horario extraescolar que sus niñas fueran unas señoritas con aspiraciones a salir de aquel barriio y nos introdujo en la literatura, música y habilidades en el saber estar y nos llevó a partir de ahí a nuestro primer empleo o al inicio del bachillerato. Siempre que.darán personas asi. Maestros. No temais no .
      todas. las cosas se pueden prever.

    • anxel dijo:

      Hola Jaime. Sí, lleva décadas ocurriendo. Con método científico, desde la segunda guerra mundial. Un saludo

      • Jaime dijo:

        Sí, anxel, buenas noches, estoy de acuerdo. Los “conservadores” siempre han tenido una inercia de bloque monolítico bastante incómoda y siempre molesta de desactivar. Se reconocen y se alían con mayor facilidad que el resto.

  3. Ana dijo:

    Hemos vuelto a los tiempos en que será necesario heredarlo todo y vivir de segunda mano, los libros, la ropa, etc. Eso no sería en principio un problema si otras necesidades, como una buena alimentación, una buena sanidad, una buena cultura, estuvieran cubiertas. Pero me temo que no será el caso. Mariano, tan preocupado por el precio de las chuchessss y, ahora, priva a los niños de estrenar un libro o unos zapatos. Qué cruel. Vaya mes que nos espera.

    • anxel dijo:

      Hola Ana. Te cuento un cuento: Nazco, heredo, me enriquezco, muero. Alguien me hereda, se enriquece aún más, muere. Otra/s persona/s le heredan, se enriquecen, mueren. Su herencia es enriquecida por la siguiente generación y encadenadamente heredada y aumentada. Así evoluciona la propiedad privada.

      ¿Cómo podría ser otro el discurso de los/as agraciados/as?, dicen: que la naturaleza decida, que el/la más fuerte sobreviva, ley natural. ¿Natural?, no. Tan artificial como aceptar la propiedad privada y su conexión intergeneracional, la herencia, que resulta en acumulación de poder y riqueza.

      Y de esos polvos, los lodos de la mayoría absoluta pepera. Por cierto, ESTO EN CUBA NO PASA.
      Un abrazo

  4. Ana dijo:

    La Cospedal a esto lo llama labor reformista.

  5. Carmenchu dijo:

    Buenas noches! Ya es de noche a las 21%… Va a costar tanto poner en marcha los motores. De tanto ir al ralentí, todo se está parando. Un desastre… Hoy, camino del tren, me fijaba en las tiendas del centro. Ni un alma dentro: solo en Mango había unas pocas personas. Eran las ocho de la tarde, pero no es excusa… Buff!😯

  6. anxel dijo:

    Hola, pasaba por aquí y quería saludaros. Buenos artículos (la temática ejem…) buenos comentarios y buen ambiente. El fondo rojo de la plantilla sigue. Por mi parte, con muchos altibajos de todo tipo, pero siguiendo camino que “es lo que hay”. Nada más, saludos a todas/os, que la suerte nos acompañe😉 . Un abrazo.

    • Carmenchu dijo:

      anxel, qué alegrón releerte! Ni atinaba a darle dentro de la caja de texto ahora.😀 Prodígate más, que te echamos de menos y lo sabes. ¿Qué quieres decir con que la temática ejem??😎

      • ELiSA dijo:

        Hola anxel!!

        Qué alegría. Hace unos días que tenía ganas de tocar el tam tam que está criando telarañas de la falta de uso pero me retuve😉
        Me gustaría que pasaras más y aportaras tus puntos de vista y tu fina ironía a todo lo que acontece ¿sería posible? Me acuerdo mucho de tí.

        • anxel dijo:

          Yo también os recuerdo, no tanto como vosotras/os a mí, claro, pero sí. Mi senilidad avanza mansamente y es como una capa sobre los hombros, unas gafas mal graduadas, una mala postura en la cama, la torre de babel sentimental, o el mundo lleno de vida pero incomprensible y acelerado para mí, de la juventud. Un abrazo también para tí😉

      • anxel dijo:

        Como a la gente de El Jueves, la derechona también te da mucho juego por su cerrilidad e intransigencia. Hay que prevenir, sin embargo, el contagio de su burdo dogmatismo. Me explico: denunciar hechos y actitudes tan claramente reprobables, puede devenir en falta de matices y/o en falta de propuestas. No digo que sea tu caso, pero podría ocurrir. En lo que leo, no perdiste la perspectiva que tenías, te mantienes en unas posiciones de crítica del sistema que cualquier trabajador/a suscribiría, a excepción de quienes manifiestan planteamientos revolucionarios. En definitiva y al respecto del Blog, pienso que consigues mantener un estilo propio, en todos los sentidos. Gracias por el recibimiento🙂 En mi creciente inconstancia, encontraré alguna oportunidad de pasar a saludar. Un abrazo

        NOTA: hasta yo me leo pedante.

      • ELiSA dijo:

        Buenos días!!
        🙂

        Que sóla está la laguna ¿y qué sentido tiene ese charquito de agua sin la belleza de aquellos patos de plumaje color marrón, negro y
        azul? Confiaba que algún huevo hubieta quedado a buen recaudo. Quizás la rana no esté de acuerdo y crea que es mejor su reinado. No obstante la belleza es selectiva para cada cual, como los colores… ¡¡pero hay que ver que precioso es el color rojo. !!
        😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s