Y quedan cinco días

Aún no ha acabado agosto y, sin embargo, tengo la certera sospecha de que ya están todos aquí de vuelta de vacaciones. Una de las primeras consignas ha consistido en decir a sus huestes que salgan a los medios sin miedo, preparados a morir, y suelten barbaridades con la malsana intención de ofender, sobresaltar, indignar con chuflas y bravuconadas, a hacer declaraciones inmorales como las del diputado del PP Guillermo Collarte (a bote pronto se me ocurren 60.000 millones, los mismos de euros que necesitará la banca española según De Guindos, de maneras de hacérselas pasar canutas). Alguna facción también se ha dedicado a restaurar ecce homos para horror nacional y mantenernos entretenidos con el esperpento. Ya no hace falta poner Tele 5 para escuchar salidas de tono y ver personajes patéticos y frikis. Resulta que, como hace unos pocos meses que les votamos, ahora los tenemos hasta en la sopa, esa asquerosa que come de mala gana Mafalda. Podemos verlos encendiendo cualquier canal, también públicos, tomados tras una resistencia estéril en las redes sociales. Y solo se salva La 2, fiel a su público amante de los animales salvajes y sediento de conocimiento más o menos interesante, que queda muy bien en conversaciones superficiales si el tiempo lo permite, lo que excluiría al ascensor, reserva natural de diálogos sobre el tiempo o el propio funcionamiento del motor y las puertas.

Y de la misma manera que la España negra revienta y sale a la superficie en Córdoba, nuestros derechos también fueron incinerados al poco de su desaparición para que nunca podamos encontrar ni rastro de lo que fueron, de la misma manera que se cierran en falso las fosas comunes esperando el olvido, nunca el perdón. Será necesario, aquí también, encontrar los restos de lo que un día fueron esos derechos que tenían toda una vida por delante y nos fueron arrebatados un fin de semana gracias a la ayuda externa. Con un examen forense independiente que nos saque de las sombras en que nos encontramos. Y no podemos esperar cien años a que los bosques se regeneren tras el incendio. El tiempo se acaba y septiembre ya está aquí, con la subida del IVA, la reforma financiera y la creación de un banco peor, el copago sanitario o la retirada de la tarjeta sanitaria para los inmigrantes. Y no hemos hecho nada este verano, todos los deberes aún por hacer… Y sólo quedan cinco días.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Crisis, Economía, Opinión, Personal, recortes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Y quedan cinco días

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Ana dijo:

    Muy buena, como siempre, la viñeta del Roto. Mientras tenemos algo que perder somos sumisos no queremos perder ese poco que tenemos. Cuando no hay nada que perder la gente se levanta y se rebela. Son muy listos y muy malos. Pero al fin, una pandilla de catetos descerebrados.

  3. Ana dijo:

    Estremecedor lo de los niños de Córdoba. La maldad insuperable. No se entiende que alguien pueda hacer eso a sus propios hijos. Un loco nunca lo haría.

  4. Ana dijo:

    ¿Y ahora qué? ¿Unos añitos en la cárcel como a Breivik? Qué barato sale matar a 70 jóvenes o a dos hijos. Estos dos tipos vivirán mejor que muchos de nuestros parados. Tv. Wifi, comida caliente, limpieza, tiempo libre, visitas,teléfono, colchón limpio. Qué asqueada estoy con las noticias. Y lo mio no es depre postvacacional, lo juro.

  5. Ana dijo:

    Volviendo al Roto, esa frase es la que debió pronunciar alguien en el Consejo de Ministros antes de decidir seguir pagando los 400 euros.

    • ELiSA dijo:

      Buenas tardes !!

      Aún quedan días de vacaciones del largo, extraño y cálido Agosto. No leo prensa ni veo noticias en la tele. Creo que vamos hacia el rescate. Estaré atenta a las convocatorias contra el desgobierno que nos asiste y a pesar de todo pondré mi empeño en no amargarme la vida. Paralelamente surgiràn instantes de belleza que me darán felicidad y quiero aprovecharlos. Es lo que nos toca vivir.

  6. Elisabeth dijo:

    Yo ayudo en la colecta para pagar a un forense independiente que identifique nuestros derechos calcinados. No me da la gana de darlos por muertos.

  7. Jaime dijo:

    Resistir. Oponernos donde y cuando podamos. Señalar los errores. Comentar e ilustrar cuando sepamos. Encontrar y matizar los argumentos. Debatirlos sin desmayo…Y siempre, y sobre todo, resistir, hasta que nos toque botarlos. Sí, claro, con b.
    Si a alguien se le ocurre algo mejor, por favor, que lo ponga sobre la mesa, ya.

  8. Pingback: Y quedan cinco días | multibancos.es

  9. Carmenchu dijo:

    Hola!! Venga, iniciemos la colecta!😉 Jaime, no se me ocurre nada mejor sin que sea violento, así que apoyo todas tus propuestas!
    Elisa, sabia mujer, sigue sin leer la prensa o ver noticias, que ya te pondremos al día… Vacaciones son vacaciones, también mentales. La mejor resistencia es seguir adelante. Ana, hoy ha sido un día aciago con la confirmación de las sospechas. Respecto a lo que dices de catetos, sí, mucho, pero descerebrados… Más bien codiciosos diría yo. Luego ya pierden el oremus quizá pir pura avaricia, que es adictiva.
    Y, sin que sirva de precedente… Buenas noches! (no me despido, sólo saludo)😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s