Punto de fuga

José Manuel Soria ha recomendado estos días hacer “siempre” turismo patrio y no visitar lugares “recónditos” (sic). El ministro de Industria, Energía y Turismo asume así el papel de la tía chapada a la antigua presente en cualquier familia que se precie: “Por qué vas de vacaciones tan lejos, que hay muchos peligros, si en el Corte Inglés hay de todo”. Estas son palabras textuales de una tía mía, pronunciadas hace ahora unos años, pero que vuelven a estar de plena actualidad gracias al titular de Turismo, cuyo apellido hace honor a sus declaraciones.

El PP predica con el ejemplo: frecuenta los cerros de Úbeda. Concretamente, gobierna como un turista ajeno al entorno, a los detalles, al día a día de las gentes del lugar, viendo sin mirar, oyendo sin escuchar, hablando sin decir nada, impermeable a los aguaceros. Al final de las vacaciones, de vuelta a casa, descarga sus fotos en el ordenador, aliviado, retoca con Photoshop una realidad que no le gusta, gris y desenfocada. Cada foto se parece a las postales desteñidas colgadas en un display en las tiendas de souvenirs porque el turista busca el mismo enfoque que ha visto en la postal, un do it yourself estereotipado y sin nada nuevo que ofrecer. Además, así ahorra unos pocos euros y no tiene que comprar la postal, que es como pedir un rescate.

Con Photoshop recorta por aquí, ensombrece por allá, traslada a la papelera lo que considera que nunca tuvo que salir de ella, enfoca a la familia…  Cualquier anécdota pueril es susceptible de ser contada como una gran aventura para impresionar a los amigos. El turista utiliza el viaje como una religión que le salvará de la mediocridad, haciéndole más culto y rico en vivencias aunque sólo haya intercambiado unas palabras con dependientes y camareros. Y mientras la memoria infiel y traidora idealiza cada momento, la carpeta digital va quedando relegada en el disco duro.

El viajero, en cambio, se mimetiza con la tierra que visita, está atento y preparado para cambiar de planes, acata y hace suyos los tempos y costumbres del lugar, intercambia puntos de vista, se interesa, dialoga, cuestiona. Es capaz de bajar a la tierra y subir a los cielos en cuestión de segundos arrastrado por la corriente. También hace fotos, pero éstas dicen cosas que igual habían pasado desapercibidas a través del pequeño objetivo. Encuadra el momento, le saca partido y, de vuelta, cada imagen tiene una historia detrás, una perspectiva, un punto de fuga que es una huida, pero también un encuentro. Y entonces consigue que el viaje sea a devolver porque le ha hecho más tolerante, mejor persona.

En este tórrido verano, el Gobierno sigue de turista por destinos nacionales: desconoce lo que hay fuera y por eso le asusta el extraño, el otro. Y, aunque conoce de historias que han contado los viajeros a su vuelta, prefiere no moverse para no salir de plano, a la espera de que suceda algo antes que partir hacia “lugares recónditos” donde habitan las buenas prácticas, la Gobernanza con mayúsculas, la libertad, la justicia,… el sentido común al fin y al cabo. Y cuando finaliza el relato del viajero, vuelve a recortar y mejorar artificialmente esa realidad que no les ha quedado como esperaban. Y así hasta convertir el viaje en un camino de vuelta al pasado.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a Punto de fuga

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Ana dijo:

    Es que el viajero, a diferencia del turista, “vive” la nueva experiencia como algo necesario para su desarrollo personal, emocional, cultural y sobre todo para abrir su mente. A Soria no le gusta la gente independiente con ideas propias, con mentes abiertas, a él le gustan los turistas masificados que sólo saben caminar en grupo y su máxima preocupación es comprar recuerdos frikis para kitchear más su casa. Son carne de rebaño y eso es lo que quieren un rebaño como dice la iglesia que somos. Yo no quiero ser parte de ese rebaño ni tener un pastor y menos con esa mala hostia que se gastan los del pp, que llevan demasiados perros para ayudarles a pastorearnos.
    Cuánto miedo tienen a que encontremos fuera el camino que aquí no vemos. Que veamos que se puede vivir de otra forma, que la civilización, en muchos aspectos que vemos fuera, no ha llegado todavía a nuestro país o lo que sea esto.

  3. Ana dijo:

    Como hay muchos blogs de vacaciones me he permitido ojear el de Mayte, quizás por el título del comentario “para Elisa” y se me ha ocurrido que igual tenía que ver algo con nuestra ELISA. Ha sido un descubrimiento leer sus entradas. Mayte te incluyo a partir de ahora en mis lecturas habituales porque me ha encantado como dices las cosas y sobre todo porque tienes cosas que decir. Felicidades por ese blog. Me sabe mal haber estado ajena a él, teniendo tan a mano hacer un click cuando visito a Carmenchu diariamente.

  4. ELiSA dijo:

    Hola!!

    Decía Einstein (creo) que la mente funciona como los paracaídas, si la abres. Viajar ha roto los estereotipos y prejuiciod sobre el diferente. Y no veas la tarea que tengo de intentar romperlos cuando se hacen comentarios en la cotidianidad.
    Ana, gracias por considerarme vuestra. A mi me pasa igual, de ahí mi excesiva familiaridad. Las ventanitas de Carmenchu dejan traslucir humanidad y generosidad🙂

  5. Mayte dijo:

    Me alegro de contar con una nueva lectora. Debo reconocer que siempre fui una de esas personas que desconfían de lo que no es tangible. Fue una enfermedad la que me llevó a escribir en otro formato distinto al de mi diario personal donde volcaba todas mis cuitas y sinsabores. Un amigo, Xesco, al que Carmenchu conoce muy bien, me abrió un blog para que no me sintiera tan ajena al mundo, y, cuál fue mi sorpresa, que la frialdad tecnológica me trajo mucho calor humano y muchas ideas nuevas como las que encuentro en la “desestresada Mary”.
    Así que descubrí otra forma de viajar que ,por ahora, no tiene barreras…

    • Carmenchu dijo:

      Y, además es baratita…😉 y que se sepa, no tiene fronteras. Viajar abre la mente y navegar, en todo su sentido, pues también. Vuelvo de las fiestas de Gràcia: ni me han pisado ni tirado cerveza encima… Esto ya no es lo que era…😀 Estaba todo atiborrado, mañana fotos de la ‘aventura’. Bona nit, boa noite, gabon, buenas noches!😉

      • ELISA dijo:

        Y buenos días:
        😀

        Carmenchu a esas horas volviendo a casa lo máximo que te pueden tirar es horchata:mrgreen: :wink

        Ayer, en una cena marinera un ejemplar que me tocó al lado se proclamaba como racista porque a él las mujeres de piel oscura no le atraían, decía que sentarse a su lado, conversar “no le hacía nada” pero de eso a tener algún contacto carnal, no. Creo que este señor más que racista tenía prejuicios, por estereotipos de higiene, de salud y así se lo expresé. Es que ni siquiera se paran a pensar qué problema tienen hacia el otro. Somos muy raros y raras

        Ea! vamos a resfrescarnos !!

        http://www.youtube.com/watch?v=fd_nopTFuZA

      • Ana dijo:

        jajaja, ¿ te despides en varios idiomas porque tienes unos asomadores internacionales? eres la monda Carmenchu.

  6. Mayte dijo:

    ¡Jolín, Carmenchu! Casi nos encontramos. Yo también estuve en las fiestas de Gracia. Siempre que puedo voy ¡ Son geniales! Eso de estar bailando con un mini-orquesta en una calle estrecha mientras te bebes un mojito -y el sudor cayéndote a chorros- impagable… Por unos día la ciudad se convierte en una fiesta del pueblo y para el pueblo. Y, encima, las decoraciones de las calles me sorprenden cada vez más por su creatividad y por las atmósferas imposibles que consiguen.
    ¡Que no! ¡Que no pueden recortarnos las sonrisas ni los sueños!

    • Carmenchu dijo:

      Que me dices!! Nos recogimos pronto, que no nos gustaban las músicas de orquesta… Jejeje… Y salimos del barrio para cenar, que a mí me da igual la comida, pero hay quien es más sibarita…😉 fuimos a un hindú, muy recomendable. No había ido a ninguno desde que volví de la India: acabé de pollo tandori hasta la coronilla.😀 pero el de ayer, nada que ver.
      Y sí Elisa, suerte tuve de que no me echaran horchata, a esas horas…😆

  7. Ana dijo:

    un cotilleo de buena fuente: la amante de gallardón es la testaferro de Roca , sí el de Malaya. Ella es la que compraba esas casas e inmuebles señoriales en Madriz.

  8. Arnau dijo:

    Mi amiga Maria Luisa,una gran comentarista de los foros de la cadena Ser nos ha dejado.Quizá aquí no sea el lugar idoneo para decirlo.Pero la tristeza por su ausencia es grande y necesito compartirla.Perdonadme si os molesta este comentario.

  9. Ana dijo:

    Al contrario Arnau, cómo va a molestarnos que quieras compartir esta emoción con nosotros. Lo siento mucho. Este verano nos está dando muchas bofetadas. Tengo unas ganas de que sea Setiembre para olvidar este Agosto tan caluroso y feo, al menos para mí y unos cuantos millones más.

    • ELiSA dijo:

      Lamento que sea día de despedida a una amiga Arnau. Que los buenos recuerdos te reconforten ayuden. Un beso.

  10. Arnau dijo:

    Gracias por vuestra comprension.
    Siempre he creido que un blog era algo mas que unos comentarios ingeniosos.Debía haber entre los blogueros cierta complicidad y connivencia que supliera la carencia de una cara que nos identificase.Debía ser la amistad en estado puro,aquello que se definió como el amor platónico,en este caso la amistad platónica.Quizá este desbarrando.
    El balcón se ha quedado mucho mas oscuro desde ayer.

  11. Lisbeth EG dijo:

    ¡Genial! Es verdad, nuestro (des)gobierno parece que esté haciendo turismo en España: todo les es ajeno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s