Punto de ebullición

El Banco Central Europeo ha dado estos días su receta mágica para aumentar la competitividad: bajar los salarios de los españoles y, por extensión, “de los países en apuros”. Así no parece nada personal. No habla Draghi del queso, sino de todos los fabricantes de productos lácteos, como en la hilarante escena de La vida de Brian en que Jesús predicaba ante sus fieles y los más alejados apenas lograban oír sus palabras. Los apuros de un país son, en definitiva, los apuros de sus ciudadanos y aquí estamos pasando muchos, demasiados, la olla en punto de ebullición a punto de empezar a salpicar fuera. La prensa internacional se hace eco de la desesperación, de las medidas alocadas de gobiernos también desesperados aunque sea en este caso por desplegar bien sus tentáculos antes de que todo caiga como un castillo de naipes y recoger los pedazos ya en unidades fácilmente manipulables, privatizables, puestas en valor, que llaman. La subida del IVA de septiembre nos hará todavía más competitivos de lo que nunca habíamos pensado. Y es que una clase media deprimida que no deja de perder poder adquisitivo, un arma al fin y al cabo, también repercutirá en las empresas que luchan por vender su producto o servicio, sea cual sea. Las grandes podrán aguantar mejor el tifón, pero las pequeñas, con sus también cada vez más pequeños trabajadores, se verán abocadas al cierre y serán engullidas por la falta de liquidez, de crédito. Ni reduciendo los salarios, como recomienda el BCE, sobrevivirán. Con este panorama, y avanzando hacia este septiembre sin posibilidad de recuperar los suspensos pasados, mejor escuchar música, leer, pasear, salir a respirar y recordar que la ola de calor sólo es el principio. Música para hidratarse.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Crisis, Economía, Personal, recortes. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Punto de ebullición

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. ELiSA dijo:

    Buenos días:

    Gracias Carmenchu. En estos días hemos tenido oportunidad de reencontrarnos familiares que eran parte de las vivencias de mi padre. Que me han dado oportunidad de conocer comportamientoa tan humanos que, no lo dudes, Carmenchu, paralelamente a la política, enfermedades el curso de la vida imparable, trae cariño, compañia y sentido del deber, este último tan necesario para ponerse en movimiento sin ninguna duda. El ser humano tiene ese recurso para luchar también contra la injusticia.

    • Jaime dijo:

      Mis condolencias, Elisa. Supongo que estábamos todos conteniendo la respiración desde que lo comentaste hace días. Aun esperado y comprendido, cuando llega, nada es como se ha imaginado y sí una vivencia dolorosa personal y exclusiva.
      Un fuerte abrazo.

    • Carmenchu dijo:

      Gracias a tí Elisa, por tu alegría, por tu sinceridad y tu tesón. Y esas ganas de Vivir (en mayúsculas) que no falten… 😉

      • ELiSA dijo:

        Como las gaviotas y las olas
        nos encontramos y nos unimos
        Se van las gaviotas, volando,
        se van rodando las olas
        y nosotros también nos vamos.

        (R. Tagore)

  3. ELiSA dijo:

    Buenos días :

    Si Carmenchu pero con las alforjas llenas 🙂
    Estoy de vacaciones. Y dedicada a la meditación, ese ejercicio que tanto me gusta 😉

  4. Arnau dijo:

    Este verano es uno de los más calurosos que he conocido.Después de sesudos estudios metereológicos se ha llegado a la conclusión que no se debe al calentamiento de la madre tierra sino al calentamiento de los seres humanos que están,como muy atinadamente dice Carmentxu,en el punto próximo a la ebullición.Quiero que se vuelva a inventar la guillotina,que tendrá microchips que producirán una sección del cuello limpia,sin desgarros innecesarios

  5. Arnau dijo:

    ELISA.Cuando a una persona que tienes tan cerca como nos tenemos en este blog,tiene una desgracia tan grande como perder a un padre,que en la gran mayoría de las veces,suele ser una gran persona y muy influyente en nuestras vidas,su tristeza nos alcanza.He visto a las pereidas como todos los años.Este año noté algo especial desde mi balcón.Una gran estrella en lugar de caer junto con las otras,ascendía y al desaparecer,salían de su interior unas muy pèqueñas,alargadas,como si fueran lágrimas.Ahora sé porque. Un fortísimo abrazo Elisa

  6. Elisabeth dijo:

    Seguro que ya estarás escribiendo sobre lo de que Monti está estudiando bajar impuestos en Italia. Y Mariano en la higuera. Aunque no colgado cono Judas. Lástima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s