La huida a tiempo

Suecia lleva todo el día llorando, y cómo, sin duda por nuestra inminente partida. Los suecos endulzan el sonido gutural de su lengua con un tono delicado, fino y bajo no apto para durezas de oído. Echarán de menos, con toda seguridad, nuestra algarabía latina, unida al desparpajo que da saberse ininteligible también. El poco castellano que ha llegado a mis oídos ha sido con acento sudamericano en Oslo (Noruega) y en Haga, uno de los barrios más bohemios de Gotemburgo. Ni siquiera catalán. Será la crisis? Acaso será que Suecia no entra en los parámetros de destino barato y de sol y playa? Será…

Lo que sí es seguro es que el despertador sonará dentro de 19 horas. A partir de ahí, empieza el retorno, primero en coche hasta el aeropuerto de Gotemburgo, de una hora y media aproximadamente y, desde allí, el avión de vuelta a casa.

Me dice una amiga funcionaria con la que he coincidido también conectada a Facebook que no vuelva “con la que está cayendo por aquí”. Y me pregunta si aquí habría trabajo para funcionarios-vapuleados. Que se viene volando, asegura. Seguramente, con un aceptable nivel de inglés, no sería difícil encontrar trabajo aquí. Por error, entramos ayer en una oficina de desempleo. Aquí llaman a las cosas por su nombre, sin eufemismos: si estás en paro tienes que ir a una oficina de desempleo. Lo de oficina de empleo suena a chirigota, a humor negro.

Amplia, luminosa y… vacía. Un solícito oficinista se acercó cuando nos vio entrar y escuchó atentamente nuestras palabras. Dejé a mi companyera de viaje, la que me viene aguantando desde hace ya una eternidad, o un suspiro, con su inglés más fluido que el mío, que explicara nuestro problema: que si una multa de aparcamiento en Noruega, que si no éramos de aquí (confirmando lo evidente), que si queríamos pagarla,… El estrabismo del joven se agudizaba por momentos mientras nosotras nos atropellábamos en injusta lid por acabar antes la frase. Desistí: ella tiene más vocabulario también y ya era el tercer lugar que visitábamos con nuestro problema. Derrotada, observé el entorno, aquella oficina funcional y despejada: estábamos en un catálogo de Ikea. Armada de valor por la familiaridad, decidí tentar la ira de los dioses y la interrumpí: “Es esto un banco?”, pregunté, imitando a Helen Mirren en The Queen. “No! Esto es una oficina de desempleo!”, dijo él, ya aliviado al entender nuestra entrada allí.

Viniendo de Espanya, es normal confundir un banco con una una oficina de desempleo. En el país de La Roja, ahora vestidito de azul, las oficinas de empleo parecen una plaza de toros en la reventa de la reaparición de Julio Tomás, con todo el pescado ya vendido, los de siempre en el tendido de sombra y los de afuera impotentes mientras la plaza gira y gira expulsando a los más débiles, a los que menos asideros tienen.

Tras las disculpas, salimos de aquel pulcro espacio del que me hizo sospechar la falta de folletos, de publicidad enganyosa de preferentes, de seguros de vida, de muerte, de un hogar que no es el tuyo, sino de ellos. Tampoco pudimos completar nuestro objetivo y pagar la multa en los cuatro bancos que visitamos ese día. El lunes huiremos a Espanya, paraíso de la impunidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Personal y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

37 respuestas a La huida a tiempo

  1. ELiSA dijo:

    Buenos días!!

    🙂

    Carmenchu saber que puede haber otra vida y constatarlo, sobre todo que puede existir otra forma de convivencia y dárnoslo a conocer, reconforta y esperanza. Sin idealizar, ya imagino, que todo tiene sus limitaciones. Estoy tan cansada de ver la infelicidad que produce la sociedad capitalista y esa ambiciòn material sin límites que lleva a las peores injusticias que te agradezco el oxígeno que has insuflado…Buen viaje de regreso. 🙂

  2. Ana dijo:

    ¡Qué bien! Ahora te tendremos más cerca. Ha sido muy refrescante este seguimiento por tu parte del blog durante tu viaje. Hemos viajado a ratos contigo. Te confirmo que no te gustaría quedarte para siempre. Acostumbrada al caos de este nuestro país que se porta con nosotros como una mala madrastra pero de la que, en el fondo, dependemos. La típica relación de amor-odio.
    Por cierto, una grave malformación de un feto no es justificable para realizar un aborto legal. ¿Cómo te quedas? A eso lo llaman justicia e igualdad de oportunidades para el nonato. ¿Conoces a alguna persona con graves malformaciones haciendo un trabajo normal, saliendo con amigos, viajando, teniendo pareja, etc. etc.?

  3. Ana dijo:

    los juegos son para el avión, a ver si las niñas se entretienen.

  4. joshua dijo:

    Excelente forma de ver las cosas

  5. Ana dijo:

    http://cliptank.com/ab/PeoplePainting3.htm

    Personas influyentes para bien o para mal. ¿los reconoceís?

  6. Carmenchu dijo:

    Gracias Ana!! Jugaré yo!… Que son niños. No les dejo solos con el iPad ni loca… 😀 Mañana a estas horas ya estaré de vuelta… Yo tampoco creo que me gustara esto para siempre. No sabes lo que cuesta consumir… Cierran a las 18 horas!!! 🙄 y abren tarde y a mediodía tampoco están… No sé cómo funciona este país!… 😉
    Un canto a la amistad:
    http://www.youtube.com/watch?v=UHmT1AJ3CEE&feature=youtube_gdata_player

  7. Jaime dijo:

    ¡Mañana ya estarás de vuelta y parece que fue hace nada cuando estabas haciendo la maleta y tecleando la despedida, como un músico moderno en plena actuación, rodeado de pianos y sintetizadores….!
    Te hemos pedido que te quedaras, que volvieras, que nos siguieras contando…
    La vuelta será como volver a entrar pujante en la corriente sanguínea de tu blog y de todos los que te leemos -no sólo- después de una lipotimia pasajera.
    Bienvenida a casa.

    • ELISA dijo:

      Y buenos días!!

      😀

      Carmenchu Suecia ya forma parte de tí (y de nosotros)… viajar, pegar la nariz a la ventanilla y abrir los ojos como platos… llevarte, percibir, romper estereotipos y en definitiva volver más rica, con las alforjas bien repletas 😀

      “…Eran otros tiempos, siempre dicen eso…. Aquel verano la familia decidió que la niña fuera a pasar las vacaciones de verano a casa de sus tíos, a un pueblo costero de Castellón. Hubo que ir a la Alcaldía de Barrio a solicitar un permiso para que pudiera viajar sola. Cuando llegó el día preparó su maleta, su salvoconducto, la bolsa con el bocadillo y la botellita de agua y salió de la mano de su madre hacia la estación de Francia contenta y feliz porque le esperaban su primos. Al llegar al tren, la madre subió con ella. Era el Sevillano, con aquellos compartimentos cerrados. Corrió la puerta, se presentó y encargó a las personas que habían allí que cuidaran de ella y que le avisaran en la estación anterior a su destino para que se preparara a bajar, porque el tren en aquella estación solo paraba un minuto. Ese fue el inicio de su afición a los viajes y a los medios de transporte, creo yo…”

      ¡¡Buen lunes!!

  8. Carmenchu dijo:

    Hola!!! Sana y salva!! Y más grande, que viajar abre el espíritu y lospulmones si vas a un país no contaminado. Un placer volver a enfocar la vista en lo cercano, ya que hasta ahora miraba básicamente horizontes frondosos. Ahora tendré que ir a la sección de lechugas del super si quiero ver tanto verde junto… 😉
    Gracias por la bienvenida!! 😀

  9. Ana dijo:

    ultrafuerte, ultramontano, ultramachista, ULTRA. Las mujeres no forman parte de la nación, según este descerebrado. Si las educamos baja la calidad de vida de la nación, aunque aumente la de las mujeres. ¿Lo entendeís?
    http://www.publico.es/espana/440300/educar-mucho-a-las-mujeres-dana-la-calidad-de-la-vida-de-la-nacion

    • Jaime dijo:

      La religión, Ana, la religión. No te digo más porque nada más se me ocurre para explicarlo. Lo siento: todavía habrán de pasar muchas generaciones -y honestamente no se yo si la Humanidad, como ahora la conocemos, se sobrevivirá para hacerlo posible y verlo- para que estas ideas sean residuos insignificantes. No trasciendan y ahormen como ahora lo hacen. Apostaría una cena a que, de los no se cuántos miles de millones de humanos que somos ya, más de la mitad suscribirían ese pensamiento.

  10. Carmenchu dijo:

    Buenos días! Sí, el plátano está madurísimo… 😉 Cuesta, cuesta… Ha sido llegar y al día siguiente, ZAS!, a trabajar… Muy contenta, sí, pero oye,… que no hay tiempo ni de aterrizar mentalmente!… 😉

    • Carmenchu dijo:

      Ya aterrizo. Salgo azul y todo… 😦

      • ELiSA dijo:

        Buenos días!!

        🙂

        Sorry Carmenchu 🙂 Pensaba que tendrìas más tiempo.. que andabas de peluquerías.. :-). Joo!! cómo has podido soportarlo? eso es peor que un electroshock!! 😦

        • ELiSA dijo:

          Hace unos días, mi padre empeoró. En la unidad sociosanitaria donde está ingresado tiene unos cuidados impecables, derivados de esas infraestructuras que se fueron forjando dia a dia cuando este país crecía. De momento estamos agradecidos a cómo gestionan el centro y sobre todo al recurso humano individual. Una auxiliar, viendo su inapetencia, apareció con un batido de cosecha propia (yogurt de plátano con zumo de melocotón y hielo), con una sonrisa de oreja a oreja y una cucharita para mí para que lo probara. Mi corazón se ensancha ante los gestos de generosidad. Todavía hay esperanza.

  11. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s