Aprendiendo sueco

Admiro a las personas civilizadas, las observo atentamente. La inmensa mayoría lo es en apariencia en este país del norte de Europa en que veraneo y primavereo según el día: civilizadas, amables y, en cierto sentido, simpáticas cuando un extranjero perdido se dirige a ellos. Pero tengo la sensación de que podría atravesar el país sin cruzar una palabra con nadie, más allá de la pregunta de rigor para orientarme y las cordiales palabras de respuesta: siempre certeras, sin ambigüedades,  sin excesos que denoten un atisbo de pasión.

Pese a nuestra crisis, nuestra intervención teledirigida, nuestro rescate de cada día televisivado por Eurovisión, los suecos que han intuido hasta ahora que somos espanoles (estaremos gritando demasiado?) buscan confirmar nuestra nacionalidad con admiración, curiosidad y algo parecido a la alegría, animada muchas veces por el recuerdo de una estancia pasada en Espana. Y no debe confundirse su moderación en las formas con tristeza. Al contrario,  aquí la vida es muy tranquila y esa paz ambiental es absorbida por cada poro de la piel. Teniendo en cuenta que éste es su mes grande de vacaciones, no quiero pensar en la tranquilidad de un día de, por ejemplo enero, cuando los días se acortan hasta casi desaparecer y la vida transcurre en una noche casi perpetua. Incluso su paisaje es tranquilo: sin altas montanas ni zarpazos humanos robando espacio a la naturaleza con autopistas,  carreteras comarcales, autovías, vías de alta velocidad y de tren convencional, embalses o polígonos industriales desordenados que afean el paisaje y complican la movilidad. Los numerosos lagos de este país son plácidos y limpios, sus bosques verdes y frondosos. También su fauna más salvaje, el alce, es un animal paciente y de costumbres tranquilas. Hasta los insectos son apacibles. Mientras escribo, un mosquito tigre se ha interesado también por el blog. Le he dejado vivir: debe ser el aire que respiro, limpio, que no conoce la contaminación del ajetreado sur. Cuando transitas por un país donde sus gentes respetan la naturaleza porque ellas también lo son y ven en ello una manera de respetarse y mimarse a sí mismos, el viento te lleva a hacer lo propio.

Usted está aquí

Y así, haciéndome la sueca, aprendo respeto, también para mí misma. Quizá en eso resida la felicidad. Y navego en las apacibles aguas en un ferry para alcanzar pequenos pueblos de la costa occidental. Y navego después en las aguas turbulentas y turbias de la prensa espanola  y me llega el eco del Que se jodan como un alarido troglodita de seres deshumanizados, de bestia herida. Sus senorías deberían sustituir sus dietas hipocalóricas en dinero público pero bajas en contenido y vitaminas por una estancia aquí para aprender algo que parece tan elemental como el respeto, que a algunos parece sonar a sueco, y desaprender el Que se jodan que han mamado desde la infancia, las medias verdades y las grandes mentiras que afean el paisaje y destruyen lo natural, la confianza.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a Aprendiendo sueco

  1. Jaime dijo:

    Carmenchu, buenos días:

    Tu eres el ejemplo viviente de que tenemos remedio. A pesar de ser de aquí no has sido incapaz, sino todo lo contrario, con una sensibilidad exquisita, de valorar lo que es de allí, aunque creo que no te has caído del caballo según llegabas; la convicción ya la llevabas puesta.
    Es verdad que muchos hemos pensado cuánto bien nos hace, como sociedad, viajar, como cuando enviamos estudiantes de Erasmus para que comprueben cómo lo hacen otros y se dejen influenciar de lo bueno que pueden encontrar allí donde van, pero también lo es que hay una inercia terrible como un instinto de muerte, que parece inalterable, que predomina, que diseña el paisaje, incluido el interior, de esta sociedad. Son los que nunca piensan en los demás. Los que sólo emplean el concepto respeto cuando lo reclaman para sí. Por eso aquí hay motos que suenan como camiones. Coches que se aparcan en las aceras o en los pasos de cebra. Fuegos que se hacen en el monte o cigarrillos que se tiran por la ventanilla. Animales que se alancean en un incomprensible rescate de bárbaras costumbres ancestrales. Un concepto de la amistad que prevalece sobre la equidad o la justicia. Un concepto de lo propio que prevalece sobre lo colectivo. Como si cada uno hubiera llegado hasta aquí sólo con su propio esfuerzo o el de los suyos…

    Feliz día.

  2. Arnau dijo:

    Querida Carmenchu.
    Me alegro de tu plácida felicidad.Estás reencontrando el nirvana en el Norte.
    Me pregunto si los suecos,quizás los nórdicos,no serán así,plácidos,amables,tranquilos porque saben que el Papá (con acento ) Estado vela por ellos y les garantiza educación desde niños,atencion sanitaria desde que nacen, sin copagos,repagos y sin ningún hijo/a de papá que les diga “que se jodan” porque seria enviado a las tinieblas exteriores de la política activa.En un país donde el primer ministro va en metro o pasea para irse al cine, se puede tener la suficiente calma para intentar entender a los seres humanos morenos,nerviosos y estresados de la cuenca mediterránea,esa cuenca que necesitan para endurecer los huesos.
    Disfruta de la civilización ecologica,ahora que aún se puede.

    • ELISA dijo:

      Buenas tardes:

      😀

      Gracias, querida Carmenchu, por compartir tu viaje ¿puede alguien ser más generoso o generosa? 😉

      Pues allá en los años 75/80, cuando aquí todo estaba por hacer, me proyectaba en Suecia para mis anhelos de futuro. Creía que nuestra cuota de renta para los servicios sociales era salvoconducto de bienestar. Por suerte creo todavía en que esos recursos son los que podrían garantizarlo pero, como bien dices, el procedimiento era ese pero los gestores eran otros con mala educación. ´Besos

  3. Carmenchu dijo:

    Hola!! Muchas gracias, Jaime, Arnau y Elisa por vuestros comentarios. Leyéndoos yo también creo que hay remedio. Igual por eso escribo el blog: para leeros! 😀 Mis compañeros de periplo están en un safari para ver renos. 🙄 Yo les he dejado allí y luego volveré a buscarles. Creo que esta actividad no es imprescindible en mi crecimiento personal. Ayer ya fuimos al museo del alce y con eso ya tuve bastante. En España o en Barcelona no conozco museos tan interactivos como los de aquí (pude escuchar un alce, saber cómo ven ellos, qué comen, sus rutinas, el lenguaje no verbal de sus orejas,…). Vamos, que soy lo más parecido a una erudita sobre alces y renos… 😉 Ahora, a descansar (esto de viajar con niños que no quieren viajar es agotador…) y a las 22 horas, a buscarles, junto a su paciente mamá. Os dejo, que viene Flash, el gato gordo de la casa. Como me traiga una rata en son de amistad me vuelvo… 😀

  4. Carmenchu dijo:

    La foto es la casa en la que estamos. Ahora estoy justo a la derecha del coche rojo, fuera de plano… 😉

    • ELiSA dijo:

      Pero que habladora estáss. Te felicito porque te veo feliz. Carmenchu trae el diario de a bordo ¡¡me están entrando unas ganas de huir al norte… es que me doy cuenta que el sur se ha puesto fatal. Con lo que me gustan los desiertos.. 🙄

      • Carmenchu dijo:

        Es que ayer tenía vacaciones durante tres horitas… Estaban de safari renal. 😀 He venido con una amiga, que es una santa, y sus dos hijos… Que ahora miran la tele supertranquilos, o eso creo que yo que, como el gato, estoy afuera, in the garden… 😉 Sólo se oyen pajaritos y algún abejorro de camino.
        Buenos días!!! 😀

        • ELiSA dijo:

          Buenos días!!

          🙂

          Eso pinta bien. No falta ningún ingrediente y se nota 🙂 Sigue describiendo reportera dicharachera. 🙂

  5. hola! tengo un amigo sueco y es tal como describes, a el le da un poco de pena que sean así, le gusta la juerga española aunqnue es tremendamente responsable 🙂
    Un saludo!

  6. Arnau dijo:

    http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2012/07/20/%C2%A1si-que-hay-dinero/
    No es el Papa,ni lo que dice es artículo de fe.Pero si le hiciesen caso,a lo mejor íriamos algo menos mal

    • ELISA dijo:

      Gracias por el enlace Arnau. Leo en distintos foros alternativas y planteamientos contra el déficit llenos de sentido común. Pero la mayoría absoluta pesa mucho y la poca eficacia de la oposición es lamentable. Ayer hubieron movilizaciones en distintas ciudades, con todo el derecho a alzar sus voces y también mucha policía entrenada para reprimir. El Gobierno no nos teme, por ahora.

  7. Jesús dijo:

    Hola Carmenchu. Quizás no eres muy consciente, pero tu proceso de suequización, macroeuropeización o desespañolización va por buen camino. De momento has abandonado la utilización de nuestra simpática ñ por la más universal n. ¿Qué será lo próximo?

  8. Ana dijo:

    ¡Bienvenida! Se te nota hasta en la forma de escribir que has dejado la crispación en el Norte. Que se jodan.

    Estoy muy de acuerdo contigo, has de empezar a respetarte a tí mismo y comportarte con los demás como quieres que ellos se comporten contigo. Con lo fácil que parece.

  9. Ana dijo:

    Por precipitarme he metido la pata. Pensaba que nos escribias el post porque ya estabas de vuelta. Qué suerte que todavía andes por allí.
    Pero igualmente bienvenida al blog.

    • Carmenchu dijo:

      Ay Ana, jajaja!! Tenemos un ordenador en la casa sueca, que debe ser un recuerdo de la abuela, pero tiene Internet. Desde ahí escribí y lo volveré a hacer hoy, a ver si tengo un ratito… 😉 Vuelvo el lunes, 30 por latarde, pero aún estaré con intendencias varias, que creo recordar que dejé la nevera un poco… ¿vacía?…

  10. Jaime dijo:

    Llego hace un rato al telediario a punto de ver lo que está pasando en Gerona y me conmociona. Me he acordado de vosotros inmediatamente, que os sitúo geográficamente próximos y puede que hasta afectados de manera directa, si no vivís en Barcelona, como tu, Elisa, que parece que coges trenes y te entusiasma el campo, o si lo hacéis, porque podéis estar atrapados en la vuelta a casa en la AP-7. Sabed que para mi vuestro fuego es mi fuego, y vuestro dolor por la pérdida del paisaje y de todo lo demás que conlleva es mi dolor.
    Con todo mi apoyo, mi solidaridad y mi cariño desde Madrid.

    • Carmenchu dijo:

      Buen día Jaime! Me enteré ayer por la tarde- noche, cuando llegué. Aquello debe ser el infierno. Tienes razón, el de todos, que en estas cosas no hay ni partidismos, ni nacioanlismos, ningún ismo… A ver si aprenden algo de tí y los que son como tú los de arriba. Solo tienen que mirar de vez en cuando para abajo. La tramontana es un viento fuertísimo, que te vuelve loco y no te deja ni pensar cuando sopla fuerte.

      • Jaime dijo:

        Más de 90 kilómetros por hora. Las escenas grabadas que yo vi anoche mostraban esa ferocidad de las llamas azuzadas por el viento.
        Hay pocas imágenes que representen mejor la destrucción que las cenizas, que los paisajes calcinados. Están ya en nuestra retina colectiva.
        Cuando de niño iba cada año a Levante por vacaciones, y pasábamos por el puerto de Albaida, ya me tocó contemplar atónito lo que deja el fuego cuando pasa: donde había pinos frondosos creando un sinfín de rincones umbríos, donde anidaba el sonido de la vida, quedaban yermos terraplenes y pedregales tiznados de negro que producían un desolado nudo en la garganta.
        Estaba acostumbrado a que el coche abandonara la meseta, donde apenas se veían árboles y el calor parecía levitar tembloroso cuando mirabas el horizonte, para adentrarse en un paisaje de colinas, recién dejado atrás Almansa, en el que poco después aparecía esta masa de bosque surcada por los innumerables meandros de la carretera, donde por la ventanilla se colaba con una brisa más fresca, el olor a resina y a matorral.
        Cuando visité Cadaqués, muchos años después, ya no me sorprendió el áspero paisaje que lo bordeaba, también arrasados los árboles que alguna vez tuvo que haber allí, sólo me inspiró un profundo sentimiento de tristeza.
        Tenemos que cambiar esta inercia autodestructiva y sólo podemos hacerlo con conocimiento y educación. Como siempre, apuntas con habilidad de tiradora olímpica: somos las personas y no los ismos los que construimos la convivencia y el progreso, pero a los políticos que quieren manejarnos en su propio provecho, les resulta muy útil envolvernos en una bandera, porque tapa lo que hay fuera de ella.
        Disfruta lo que te queda por la parte alta del globo.

    • ELiSA dijo:

      Buenos días

      🙂

      Gracias Jaime. Sí es una tragedia que año a año tengamos que renunciar a ese legado por no poner los medios a nuestro alcance ya sean cívicos o municipales. Vivo en un pueblo de Tarragona y me desplazo a Barcelona a diario. El último año ví desaparecer un monte para enlazar Vilanova y la Geltrú con Manresa que me gustaría creer que ha sido necesario. En junio han ardido unas hectáreas cercanas a esas nuevas vías. Observo al pasar masías y casitas con el paisaje calcinado. Ahora Girona. Es algo doloroso.

      • ELiSA dijo:

        Hola Carmenchu!!

        🙂

        • ELiSA dijo:

          Quiero compartir este poema de Federico Garcìa Lorca que capta tan bien los sentimientos de mi pueblo andaluz

          “La guitarra hace llorar a los sueños.
          El sollozo de las almas perdidas se escapa. por. su boca redonda.
          Y como la taràntula teje una gran estrella para cazar suspiros que flotan en su negro aljibe de madera..”

          • Carmenchu dijo:

            Hola Elisa y buenos días! 😀

          • Jaime dijo:

            Me alegro de que no te haya afectado directamente, Elisa. Y gracias a ti, por los poemas que nos brindas. Amo la guitarra y siempre me pareció injusta la percepción de Machado en su conocido poema donde concluye diciéndola que “nunca será poeta”. “Negro aljibe de madera”…Es maravilloso todo lo que sugiere colocando el agua sin nombrarla.

  11. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s