¿Liberalizar el comercio es de derechas?

¿Liberalizar el comercio es de derechas? Hasta ahora pensaba que sí, seguramente por la negativa de los sindicatos a que los comercios abran en festivo esgrimiendo el argumento del deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores. La realidad, una vez más, vuelve a dármelas con queso. La reforma comercial que planea el Gobierno de Mariano Rajoy, que prevé la liberalización de los horarios comerciales en determinadas áreas de algunas ciudades españolas, entre ellas Barcelona, ha desenterrado el hacha de guerra que CiU guarda para las grandes ocasiones. Ahora, la bandera de la protección del trabajador la empuña CiU, mientras de puertas adentro ultima los detalles de su tercera oleada de recortes, más parecido ya a un tsunami por los efectos devastadores sobre el territorio y los ciudadanos, esos mismo a los que dice proteger.

Estoy a favor de cualquier tipo de libertad siempre que no suponga un menoscabo de la libertad de otros. La idea de que liberalizar los horarios comerciales puede suponer un deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores y pequeños comerciantes dice mucho de lo que en realidad pretenden hacer los liberalizados. Así, en lugar de aprovechar esta oportunidad, que resucitaría una ciudad como Barcelona, triste y adormilada de grises persianas bajadas por donde los ciudadanos pasean como zombies sin saber muy bien adónde dirigirse, lo que parece que va a suceder, según alertan los contrarios a la medida, es que los extenuados trabajadores de los comercios deberán realizar todavía más horas cada día, no tendrán descanso semanal y eso a cambio de unas migajas.

Esto corrobora que ni los comerciantes ni los políticos de una derecha que lucha por no parecerlo bajo la bandera del patrioterismo, que es otra cadena, tienen previsto contratar nuevos trabajadores para esos nuevos horarios, aunque sea por horas o con contratos parciales que alivien la situación de angustia de los que, cada vez más, rebuscan comida o recogen los cartones de los contenedores de esos mismos comercios que ahora se niegan a ampliar sus horarios y, con ello, a darles una segunda oportunidad. La Generalitat no descarta acudir al Constitucional si no consigue que las cosas sigan igual negociando, es decir, si el Gobierno central no cambia la ley. Negociar para CiU significa echar atrás una medida reactivadora, no sólo del empleo sino del consumo. En manos de empresarios explotadores y políticos ajenos al entorno, la ley corre el riesgo de convertirse en una nueva exclavitud de los ya explotados trabajadores del comercio.

No sé si las tiendas, grandes y pequeñas, incrementarán sus ventas y, por tanto, sus beneficios, aunque la experiencia de otras ciudades demuestra que sería así. Ganarán los turistas, ávidos del recuerdo, del gadget, y también ganarán los ciudadanos, ahora condenados a vagar en domingo por calles desiertas en busca de una triste cafetería con solo alejarse dos calles del centro. Y mientras se cortan las alas a los comercios, ese mismo Govern defiende Eurovegas a muerte como reactivador de la economía y panacea de un nuevo crecimiento, un nuevo milagro con cimientos de cartón-piedra en el más burdo estilo hortero americano a base de trabajo precario, explotación, pero eso sí, ambientazo garantizado las 24 horas al día, los 365 días del año.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión, Personal y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a ¿Liberalizar el comercio es de derechas?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Ana dijo:

    Yo creo que en tiempos de bonanza la liberalización sí que apoya a las grandes superficies y eso les crea desventajas a los pequeños comerciantes que no pueden pagar sobresueldos o no descansar ni un día a la semana si quieren competir.

    Ahora, con la crisis , se nos han caído todos los argumentos y teorías que nos servían para los tiempos normales.

    En lo que estoy de acuerdo es en que el comercio es la vida de una ciudad, lo que la vertebra y dinamiza, sólo hay que ver que muchas de ellas con todo cerrado los domingos se convierten en fantasmas, en algo triste, aburrido , sin vida.

  3. ELiSA dijo:

    Buenas tardes :

    😀

    Quizás lo que se persigue es dejar el comercio en grandes empresas de distribución y en ese caso liberalizar los horarios sería de derechas. La otra derecha lo único que persigue, creo, es garantizarse el voto de los botiguers.

    • Jaime dijo:

      Coincido contigo, Elisa, en lo que quiere CiU, pero no tanto en lo referido a las grandes empresas distribuidoras, porque prácticamente ya monopolizan el comercio y no estoy convencido de que ganen abriendo los domingos, no al menos ahora, que sus gigantescos edificios cuestan un congo ponerlos a funcionar y llenarlos de personal, para que los clientes sólo entren a buscar el fresquito del aire climatizado.
      Es un asunto muy controvertido, en exceso trufado de intereses contrapuestos y donde la igualdad de oportunidades es la más vulnerada por la casuística infinita del pequeño comercio. Lo que no sabemos es que opinan los hipotéticamente desempleados que encontrarían trabajo porque nadie representa su voz.
      Tienta decir que cada cual haga lo que más le interese. Como pide el cuerpo decantarse por una regulación que preserve y permita la supervivencia del más débil. Quizá lo más sensato sea atenerse a lo que sugieren Carmenchu y Ana, si eso funciona y saca de la angustia del desempleo: en tiempos extraordinarios, soluciones extraordinarias.

  4. Carmenchu dijo:

    Hola!! Buenísimo el vídeo, Ana. Gracias! Estoy con Jaime: 10 minutos estaría genial.
    Sí, Elisa, el voto de los botiguers… Que ponerse en contra tiene como mala prensa, no?

  5. Jesús dijo:

    Barcelona es una de las ciudades más turísticas de Europa. Dicen los hoteleros que reciben constantes quejas de los turistas, al encontrar cerrados los comercios en festivo.
    Muchos trabajadores, incluso de izquierdas, opinan que seria conveniente abrir también los domingos. Creen que así tendrian más tiempo para hacer sus compras.

    En general, cuando se analiza este tema, nadie piensa en los/las dependientes/as. Este colectivo hace horarios salvajes y tienen unos sueldos bajísimos. Hasta hace unos años, los contratos especificaban que los horarios eran de lunes a sábado. Últimamente los contratos que se firman son de lunes a domingo. Esto se hace para que así nadie pueda negarse a trabajar en festivo. Y ¿cómo se les compensa a estos trabajadores? Pues con dias de fiesta, normalmente en dias laborables. Claro que si tienes familia que estudia o trabaja, tener fiesta un lunes o un jueves por ejemplo, mientras tú has trabajado el domingo anterior… no resulta muy estimulante y no ayuda demasiado a la conciliación familiar. Por supuesto, la compensación económica por estos dias se ha vuelto prácticamente inexistente.

    Y ¿ la libertad de horarios significa un incremento en la contratación de trabajadores? Pues…no.
    Los horarios se reparten entre los ya contratados. Esto comporta que durante la semana se reduzcan los dependientes/as en tienda ( ya que algunos están siendo compensados con dias de fiesta por haber trabajado en festivo ), lo que provoca malestar en ellos al tener que atender a más clientes con menos efectivos y en el público al ser peor atendidos.

    Además de todo esto, en Barcelona por lo menos, está demostrado que los comercios cuando abren en festivo ( como el pasado domingo ) las ventas no crecen, sino que se reparten. Hay más gente paseando por las tiendas, pero las compras acaban siendo las mismas. Esto pasa incluso en diciembre, aunque claro, con un incremento muy importante en gastos como luz, etc. Y esto, en contra de lo que se piensa, ocurre hasta en las grandes superficies.

    De todas formas, como siempre los más perjudicados son los pequeños comercios, algunos de los cuales sólo tienen uno o dos dependientes/as que al mismo tiempo son los dueños/as de la tienda ( sobre un 40% ).

    CIU que no deja de ser un partido liberal de derechas, ha defendido históricamente todas las posturas posibles. Ahora se opone a la propuesta del PP porque opina que va en contra de las competencias catalanas. Tienen razón. Pero quizás mañana ellos intenten legislar lo contrario.

    En fín, como sufridor del tema, yo sí creo que la liberación de horarios ¡es de derechas!

    • Carmenchu dijo:

      🙄 Lo es si supone una excusa, como bien explicas, para exclavizar a los empleados, pero con empresarios ‘com cal’ no pasaría eso. Tampoco pasaría lo que está pasando. Se salva una minoría de gente honesta, pero tampoco tienen voz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s