Sanidad y educación, elefantes en vías de extinción

El filón del safari del Rey por tierras africanas no tiene fin. Fracturadas la cadera y la imagen, sólo faltaba que entrara en escena la inocente infanta con un primoroso elefantito en su jersey en su visita al abuelo (*). Como si de una carrera para ver quién la hace más gorda se tratara. Hasta que vio el jersey, el rey debía estar recuperándose favorablemente, si nos hemos de creer ahora a Rajoy, aunque era de esperar: no ha conocido las listas de espera, ha estado arropado por un equipo médico de primer orden y, seguramente, ajeno a la tormenta exterior que ha causado su capricho real.

Van a hacer falta más que unos elefantes acribillados a balazos en su hábitat natural para derrumbar la monarquía, esa herencia con cargo a los Presupuestos Generales del Estado que somos casi todos, aunque unos más que otros, como en la vida. Precisamente, hoy se exigirá una nueva vuelta de tuerca a las comunidades autónomas para que den la puntilla a la sanidad y la educación públicas, dos grandes elefantes blancos también en vías de extinción. Y no hace falta un avión privado y volar miles de kilómetros: el safari aquí ya ha empezado y no se diferencia mucho de las escenas que brindó Mario Camus en Los Santos Inocentes, a partir de la obra de Miguel Delibes. Señoritos y señorías han emprendido la batida y han soltado sus perros de caza para que anuncien el desastre y den titulares, mientras ellos permanecen en la retaguardia para cobrarse la pieza. Esquilmado el bosque, no quedan muchos lugares donde guarecerse y menos si eres un elefante. Los mercados también andan hoy de safari.

(*): La imagen de la infanta Leonor con el jersey del elefante ha resultado ser un truco de Photoshop. En la imagen real (nunca mejor dicho) aparece un perrito. Si de sabios es rectificar, aquí toda mi sabiduría invertida en la debida rectificación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Análisis, Economía, Opinión, Personal y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Sanidad y educación, elefantes en vías de extinción

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Ana dijo:

    Lo que más me ha impactado de tu entrada de hoy es el fotograma de los Santos Inocentes. Que abusados y a la vez que conformados. Nos parecemos cada vez más, en actitud, a los de la foto.

  3. Ana dijo:

    Falta un acento en la “e” de los dos últimos “que”, me pasa mucho este fallo y cambia tanto el sentido de la frase que por eso lo enmiendo.

  4. Ana dijo:

    Y este “Cuento de amor ” que he copiado de otro blog.

    Mandó un día cerrar su casa y sus asuntos.
    Se despidió de su antigua tertulia de los viernes
    y se enclaustró advirtiendo que no le molestaran
    ni amigos ni deudores. Ya nada despertaba
    su interés, resumió, cuando los viejos
    amigos preguntaron
    por tan insólita decisión y sus razones.

    Nunca se supo de él. Sólo rumores, cuentos,
    sobre su nueva afición por las novelas
    de amor. Y, rigurosamente, cada día,
    hacía poner en los diarios
    un anuncio por palabras:
    “Aún estoy vivo, por si vienes”, era el texto.
    Sin duda había perdido el seso y el sentido.
    Los familiares exigieron a médicos y jueces
    su inhabilitación. Pues su locura
    atentaba contra la hacienda y el decoro
    de tan rancio abolengo.

    No sé quien me contó en una de esas noches
    de confidencias alcohólicas y largos amaneceres
    que, pocos años después, una ambulancia,
    de madrugada y lluvia,
    lo trasladó a una clínica con jardines y rejas
    en todas las ventanas. Fue justo el mismo día
    en el que aparecía en los periódicos
    un anuncio extraño y misterioso:
    “Llego hoy. Y aún te sigo amando”.

  5. Ana dijo:

    Y todavía me he olvidado de algo. Carmenchu, ayer no te ví. Había demasiado público en el show.

  6. Carmenchu dijo:

    Hola!!! Qué malos los del Jueves, en el buen sentido de la palabra. Buenafuente ganaba mucho en directo, allí: es como el teatro: no es lo mismo verlo en directo que televisado. En fin, yo me reí un buen rato… Es un poco mi humor, bastante absurdo por cierto. 😉

  7. Carmenchu dijo:

    Buenos días!!! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s