Ancianitos peligrosos: el FMI alerta

El Fondo Monetario Internacional (FMI) sacaba ayer al estrado un tema inusual para un organismo como él, más preocupado de cuestiones elevadas y abstractas que se nos escapan a los mortales. El FMI habló, y cómo, de vida. En concreto, de esperanza de vida. Y lo hizo precisamente en horas bajas, cuando la esperanza se desliza por los desagües, que son los ríos que van a dar a la mar, que es el morir, y cuando además nos vemos obligados a renunciar a la vida, al menos a la conocida hasta ahora, a aquella en la que vivíamos por encima de nuestras posibilidades y a todo tren. Ahora, como castigo divino, o financiero (quién sabe), nos vemos abocados a vivir por debajo de ellas. Muchos ya lo hacen, apoyados por las enseñanzas de libros de bolsillo de autoayuda, reeditados y clonados una y otra vez que ensalzan la figura del self-made man y del do it yourself y otras importaciones estilísticas del estilo.
Pero fue un espejismo: el FMI sacó el tema porque ve un “riesgo” en que la gente viva más de lo esperado. Contra todo pronóstico, gracias a una mejor alimentación, a unas condiciones laborales más saludables conseguidas con esfuerzo y paso a paso y a un nivel de vida aceptable, la gente, desconsiderada, lleva tiempo viviendo más años que sus ancestros sin que nadie les diga nada. Así que este organismo dirigido por Christine Lagarde, de 56 años, propone aniquilar a todos aquellos que se pasen de listos, de vivos. Bueno, eso es lo que les gustaría proponer sin causar escándalo. En su lugar, para combatir este “riesgo”, este cáncer que cercena la sociedad del bienestar, de su bienestar, el organismo pide bajar las pensiones de este ejército de ancianos peligrosos que han cotizado toda su vida para garantizar la viabilidad del sistema, elevar la edad de jubilación (en un mundo perfecto para el FMI, la fecha de jubilación debería coincidir con la de la muerte) y obligar a contratar seguros privados que complementen las migajas públicas en caso de que llegue el fatídico día de la jubilación y el Estado tenga que devolver lo recibido.
Y digo yo: si no se fomenta la creación de empleo, ¿qué lugar habrá para los jóvenes que se quieran incorporar a un mercado laboral copado por entrañables ancianitos y ancianitas? Si los centros de producción se han desplazado a Asia y África, ¿vamos a ser todos consultores, analistas, arquitectos o coachers? ¿Dará para millones de empleos y para absorber esa masa cualificada que sale cada año de universidades, másters, postgrados y módulos varios con que entretienen y atrasan la entrada en las listas del paro de los jóvenes? A ver qué dice el FMI.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Internacional, Opinión, Personal y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Ancianitos peligrosos: el FMI alerta

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Aitor González dijo:

    A un paso de vernos como en La Fuga de Logan. A los 30, todos al Carrousel, y a que nos remplace mano de obra nueva.

  3. Genital dijo:

    La vejez es la cosa más inesperada de las que le pasan al hombre.

    (Próximamente en sus pantallas)

  4. Mar dijo:

    Hola, bona tarda.

    Us en recordeu quan abans a les cases tocaven el timbre (i no teníem interfons) i la porta del carrer no es tancava amb clau?. Llavors algú sortia a l’escala i cridava: “Qui hi ha?” i una veu coneguda responia des de baix “Un pobre” (mare, deiem, és un pobre, què li donem?). No sé, no fa tants anys d’això…

    Carmenchu, gràcies per la música.

    PD: per cert, avui la veïna ha estat breu i brillant http://elpais.com/elpais/2012/04/11/opinion/1334139253_564824.html

  5. Carmenchu dijo:

    Hola!!! Sí, la he leído. Rotunda!
    Y buenas noches!!! (no me despido aún eh!! sólo saludo;) ).

  6. ELISA dijo:

    Y buenas tardes!!

    😀

    Terrorífico que, de pronto, se percaten de lo poco rentables que van a ser nuestros progenitores gozando de la dignidad que les dio su trabajo- ¿qué estarán maquinando?. Me estoy acordando de las veces que Arnau ha comentado sus temores en ese aspecto ¡¡pues no iba descaminado!!.Y también el ejemplo que nos puso ayer Mayte. Vamos a volver a estar desnutridos, con una mala sanidad, implorando trabajo y con el acceso a las universidades sólo reservado a las clases pudientes. Volvemos al medievo 😕

  7. Mayte dijo:

    ¡Vaya, vaya, por fin los fumadores vamos a ser solidarios! Fumando, fumando, estamos acortando nuestra esperanza de vida y no seremos una carga pesada para los estados…

    • Carmenchu dijo:

      Sí!!! Nada mejor que un cigarrillo para levantar el país! 😉 y pagamos más impuestos que nadie con lo que cuesta! Vamos, que vamos a ser heroínas. A ver cuándo nos hacen una escultura en la plaza del ayuntamiento… :mrgreen:

      • Mar dijo:

        Heroïnes, més aviat delinqüents, haurem d’atracar estancs per poder-nos pagar el vici.

      • ELISA dijo:

        No, nenas, que antes del final hay que hacer gasto en el Hospital. No sois nada interesantes para el estado. Pero, a mí que soy exfumadora, todavía me gustan la olor a tabaco rubio y muchos gestos que teneis los fumadores, la forma de encender el cigarrillo de llevarlo a los labios… es que siempre he sido muy peliculera… de las de antes, claro 😉

  8. Mayte dijo:

    ¡Y encima ayudamos también a la hacienda pública con cada subida de la cajetilla! Yo me pido la estatua delante de la sede del FMI,por ejemplo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s