De vuelta

Han sido sólo unos días, apenas nueve, pero la sensación temporal ha sido tan kafkiana y surreal como la térmica en estos días de vuelta al infierno del invierno. Hacía tiempo que no salía de vacaciones en Semana Santa, o quizás no hacía tanto y me miento a mí misma porque cada año me sucede que estos días festivos se me escapan entre los dedos y, como en un embrujo, los olvido con facilidad de un año para otro. Es un curioso fenómeno, sin duda provocado por la alta concentración de emociones que se produce en tan corto espacio de tiempo, por la premura del viaje, siempre, por las prisas por abarcarlo todo en el menor tiempo posible. Este año he recuperado con creces todo el déficit de piedras que había acumulado en los últimos años. Hacía tiempo que no veía tantas juntas y tan bien colocadas, y no volando como viene siendo habitual en estos tiempos. El mejor exponente, sin duda, el acueducto de Segovia: majestuoso, sin artificios, funcional en su día y ahora también, ya que atrae miles de turistas a la ciudad que animan sus calles grises y reactivan el comercio local, piedra sobre piedra impasibles al mal tiempo y a los tecnócratas, incluso a la radicalidad de las temperaturas. Él también está de vuelta: de vuelta de todo. Me he quedado, como siempre, con más ganas de Madrid, en la que sólo estuvimos dos días y las tardes-noches de otros tres. Me gustan sus bares, sus museos, sus calles, esa luz directa y sincera que la invade e ilumina las fachadas claras que desafían a la contaminación, me gustan sus camareros, los madrileños y los que, como nosotros, se camuflan con facilidad entre ellos, los que se toman un respiro (todo un arte) y comen, beben y disfrutan de algo tan simple como una caña bien fría y una rebanada de queso y anchoa en medio del calor sofocante del Rastro, lo que viene a ser una tapa, pero gratis y no como en Barcelona, donde te cobran con altivez y desdén hasta por la ubicación del sitio aunque no consumas nada. Me gusta su algarabía, que esta vez sin embargo, noté algo más atenuada, no sé si por la acción continuada de varios años bajo el gobierno del PP en ciudad y comunidad o porque, simplemente, era una semana de fiesta solapada, en la que ellos también apresuradamente cogieron sus bártulos y se fueron a buscar el sol que la meteorología les negaba. Sea como sea, y ya de vuelta, leo que ha bajado la bolsa, que ha subido la prima de riesgo, que los hedge funds continúan chupándonos la sangre, ahora directamente de las arterias. De Guindos vaticina hoy Lunes de Pascua, día de la resurrección, que nosotros también resucitaremos, pero tarde: el sol no saldrá hasta el año que viene. Y me acuerdo de los mayas y de que el mundo acabará el 21 de diciembre próximo. Y busco el sol, pero hoy vuelve a estar nublado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Personal y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a De vuelta

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Si el Sol nos sale el año que viene, podemos darnos con un canto en los dientes…
    Feliz regreso… aterrizaje… y recogimiento de maletas…

    • Carmenchu dijo:

      Gracias! Aún tengo por aquí en medio alguna pequeña cosa que no sé dónde meter. ¿Quizá en el lugar que ocupaba antes?… No sé, no sé… 😉

  3. ELISA dijo:

    Buenas tardes querida Carmenchu:

    😀

    Viajar, cambiar de aires y estar las 24 horas del día sólo pensando en cómo distraerte, gozando de buena compañía y buena mesa es lo que hace que sigamos luchando y tragando algún sapillo que otro. Has traído buena fruta, hoy llena de fragancias y sabores. Gracias por compartir esas emociones y vivencias recientes.

    Pues aquí hoy he salido abrigada con cazadora y foulards etc. y he acabado con camiseta de tirantes tomando un sol que abrasaba. Ahora luce un día espectacular y un cielo azul, azul.

    http://www.youtube.com/watch?v=IsjQZoQ52z0

    • Mar dijo:

      Per aquí també fa molta calor. ELISA, he intentat imaginar-me l’ “etc”, jeje: t’has posat gorro i guants?

      • ELISA dijo:

        😆 los guantes han servido en estos días, aun los llevo en el bolso 😉 (hoy no) ¿qué tal, la mona Mar? por tu tierra es tradición ir al campo este día ¿no? qué bien que os haga calor!!

  4. Mar dijo:

    Carmenchu, veig que al final t’has decidit a explicar-nos l’excursió. Madrid és una ciutat amb encant, encara que els de fora també ho diuen de Barcelona, potser és que sempre ens agrada més el que no tenim.

    Us he buscat una cançoneta de “Madriz” http://www.youtube.com/watch?v=NKX-2gV4N_0

  5. Carmenchu dijo:

    Buenas!!! Como empiece con el periplo, no acabo… Si no hubiera sido por el frío… Iba con camisetas de algodón y una gabardina fina y por allí el frío es gélido… Ah! Y los pies mojados todo el día: que eso daba un plus… Bueno, si no he cogido una galipandria estos días, ya no la cojo nunca. 🙂 Pero sarna, o frío, con gusto…

  6. Arnau dijo:

    Hola Carmentxu!.Me gusta Madrid,pero no me gustan sus habitantes.Los tengo que aguantar en mi pueblo.No me gusta que digan que vienen a “Levante” a tomar el sol
    He estado en el sur de Burgos y de Soria.¡Fantastico!

  7. Ana dijo:

    ELISA, te noto rara, rara esta tarde……….
    Carmenchu, estupenda tu inmersión de Semana Santa en las piedras. El mal tiempo lo hemos tenido todos, de hecho aquí el viernes cayó una buena nevada y tuvimos que recuperar abrigos y botas.
    Mar, te sigo, aunque no conteste.
    Arnau, ¿cómo te va? ¿estás en la crisis o vives al margen de ella? No te enfades con los madrileños por tan poca cosa. Aunque entiendo que os sintaís invadidos.

  8. Ana dijo:

    Se me olvidaba, Carmenchu. Tu artículo de hoy muy guapo. Qué vocabulario, qué frases, qué descripción, qué disfrute. Felicidades

  9. Carmenchu dijo:

    Buenos días!! 😀 Gracias Ana por tus críticas, sin duda subjetivas… jaja!!!

  10. ELiSA dijo:

    Y buenos dias!

    🙂
    A pesar del maletín de supervivencia:
    *una agenda roja
    *una libretita azul con gomita
    *un boli con distintivo compañia
    *un portàtil mini.

    *una abultada carpeta de asuntos pendientes
    *un plátano 🙂
    Pues aún así, si no firman lo que voy a ofertar mi cuello peligra. Feliz martes (lunes)

    Maletín de supervivencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s