Los recortes ciegos en el mejor de los escenarios

Ayer, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, enarboló el desvío del déficit, que en 2011 alcanzó el 8,51%, como quien enarbola la bandera de la justificación capaz de explicar cualquier cosa, incluso la inexplicable amplitud, profundidad y equilibrio de los burdos recortes, propios de elefante en cacharrería, llevados a cabo hasta ahora para contrarrestar los desmanes presupuestarios. Con el estandarte del 8,51%, estos cruzados del rigorse recubren al fin de argumentos para seguir adelgazando lo público, desvirtuando el estado de bienestar y atacando a los herejes y paganos que no aceptan el dogma. Las cifras están ahí y el Gobierno sólo ha tenido que pintarlas y colorearlas a su gusto.

Frente a los políticos y sus recortes también políticos, sus tácticas del shock para meter el miedo en el cuerpo a los más débiles, a los enfermos, a los ancianos, a los padres y madres, a los hipotecados, a los parados y, por qué no, también a los que tienen trabajo, se levantan los técnicos. Ellos, inmersos en el trabajo de campo, saben de qué hablan porque lo ven cada día y recuerdan sin descanso la solución práctica a tanta palabrería y tanto recorte ciego. Porque no es cuestión de recortar de donde no hay, que eso ya se ha hecho con unos resultados más que desalentadores, sino de aumentar los ingresos, lo que resulta mucho más gratificante y positivo para cuadrar las cuentas. El dinero, energía que mueve nuestro mundo, no ha desaparecido, sólo se ha transfomado de manos. Según el sindicato de técnicos de Hacienda, controlando el alto fraude fiscal podrían recaudarse 38.500 millones de euros más de los actuales. Falta, como siempre, como nunca, voluntad política y, sobre todo, valentía: ser duro con los débiles e infundir miedo a una sociedad ya bastante asustada es de cobardes, pero para meter mano a los grandes bolsas de fraude hace falta sólo una virtud: valentía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Economía, fraude, Opinión, Personal y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Los recortes ciegos en el mejor de los escenarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Ana dijo:

    Pues no sé qué decir, para darles 50.000 a los bancos no hay problemas, para darles 30.000 a los ciudadanos hay que compensarlo hundiéndonos en la miseria. Con la excusa de que los bancos nos devolverán lo que les dejamos, eso no aparece como déficit. Al fin todo es un problema contable de Balances, de Activos y de Pasivos, como en el caso Urdangarín.

  3. Ana dijo:

    No entiendo la sonrisa de Montoro, ante la noticia negativa del déficit.

    • ELISA dijo:

      Y buenas noches !!

      😀

      Ya están sacando réditos del shock mezclado con el individualismo. Me comentaba hoy un trabajador de los TMB que los sindicatos” radicales” querían pedir aumentos de sueldo de 60 euros/mes, que era imposible, que les habían enseñado el presupuesto y no había dinero y dar gracias de tener un trabajo seguro y que la huelga hubiera representado 500 euros menos de sueldo. Le he contestado que no olvide que todo lo que tiene hoy es gracias a lo que se luchó en el pasado y que ese conformismo/individualismo llevará a la pérdida de derechos. Al final todo ese discurso calará y cuando nos demos cuenta ya no habrá solución. Y no hablemos del discurso financiero que hay en las empresas de inversiones encaminado a la privatización.

  4. Carmenchu dijo:

    Hola!! La sonrisa es porque así pueden ir más allá con los recortes, privatizar y dejar en manos de sus amigos el ‘negocio’ y luego, a cobrar los favores prestados… Es un supervivir! 🙄
    Y buenas noches-noches, 😉

  5. Carmenchu dijo:

    Y una poesía… 😀

    Así recitó el juglar
    a muchedumbre embobada:
    Era un joven que metía
    las pelotas por la
    escuadra
    y, de pronto, llegó a Duque
    al casar con una infanta:

    braguetazo, que le dicen
    por tierras de Salamanca,
    braguetazu, en
    les Asturies
    y pelotazo en Granada.
    Al entrar en la nobleza,
    ya Duque de Candelaria,
    se creyó con la licencia
    del derecho de
    pernada
    y se vio como intocable
    en la Realeza de España.
    Vino a
    proponer negocios
    a diversos Reyes Taifas
    que juegan con el erario

    como bien les viene en gana;
    pues es dinero de nadie
    y revierte
    en quien lo apaña.
    Presidentes autonómicos,
    que aparentan Reyes
    Taifas,
    se embobaron con el “Yerno”
    y prepararon pitanza
    para que
    comiese el Duque
    cuanto le diese la gana
    y el Duque, más que comer,

    ciertamente devoraba
    con apetito insaciable;
    le gustaba la
    pitanza.
    Asunto fue de millones
    los contratos que firmaran
    y, por
    si acaso, el Gran Duque
    adelantados cobraba;
    no fuese que de
    proyectos
    quedasen humos de paja.
    Asunto fue de millones
    los
    contratos que firmaran
    y cual lluvia, en gota fría,
    a la Nóos
    inundaban;
    eran ganancias muy sucias
    y preciso blanquearlas.
    Así
    fue montando empresas
    (lavadoras las llamaba)
    el prelavado en
    Aizoon;
    en Belice se lavaban;
    el centrifugado en Londres
    y, una
    vez blanqueadas,
    retornaban abundantes
    para comprar nuevas casas

    y un palacete en Pedralbes,
    reformado con tal gracia
    que ha llegado
    a real palacio
    para orgullo de la Infanta.

    Al Duque de
    Palmatoria,
    a más de plebeya plaga
    que le servía de apaño
    para
    camuflar ganancias,
    les han cogido, en la noche,
    una patrulla de
    guardias
    que vigilan la honradez
    y encontraron la mangancia.
    Con
    las alforjas repletas
    a Diego Torres pillaban,
    acompañado de esposa

    y de un cuñado por banda:
    por estribor iba Marcos,
    Miguel por
    babor andaba.
    Estos cuatro mochileros
    los millones transportaban

    y usaban las lavadoras
    con tal salero y tal gracia
    que hacían de
    sucios euros
    unas monedas honradas.
    El juez dice “trapicheo”;

    “gran robo” el fiscal la llama
    a la fortuna del Duque:
    la Empresa
    que no lucraba
    y, sin embargo, lucró
    millones de euros a manta.

    Los impuestos en Belice
    se extinguían en la nada
    y todo era
    beneficio,
    y todo era ganancia,
    pues pagaba las facturas
    que él
    mismo se cobraba.
    Con más arte que Paesa,
    el Duque de Candelaria

    amasaba una fortuna
    así, sin más, por la cara
    que tiene de hombre
    buenazo
    y de marido de Infanta.
    Si en Nóos hubo trapicheos,
    el
    Duque no sabe nada,
    que Nóos está en Barcelona
    y él residía en las
    Babias.
    Así se escribe la historia:
    unos pierden, otros ganan;

    aquí perdió el pueblo entero
    y ganó el Duque de Palma.
    Ahora
    corresponde al juez
    analizar bien la causa
    y demostrar que es
    verdad
    que, quien la hace, la paga.
    Debe el juez recuperar
    el
    total de la mangancia,
    subastar el palacete
    y ofrecerle larga
    estancia,
    en Soto del Real, al Duque
    y a sus amigos comparsas.

    Así terminó el Juglar
    de relatar las hazañas
    del “yernísimo de Rey
    y noble Duque de Palma”,
    que ordeñaba los millones
    que nos faltan
    en la vaca.

    • ELISA dijo:

      😀

      Ciego: ¡Ay madre cuanta “jambre” y que helor ! Me estoy quedando más tieso que una llave. ¡Ah de la posada! ¡Hagan caso a este ciego que viene trajinando por angostos caminos y polvorientas veredas en busca de público que quiera oir las historia jamás contada de la Cueva de los Ladrones y los “fechos” que allí acaecieron.

  6. Carmenchu dijo:

    Venga, buenas noches! Si es que se me hace tarde enseguida… 😉 A descansar… Zzzzzzzzzzz..

    • ELISA dijo:

      Buenas noches!!

      a la nana nanita
      que mi niña duerme
      en su camita
      soñará con marqueses
      soñará con tijeras
      soñará con playas
      de fina arena
      comerá papayas
      volarán sus penas

  7. Carmenchu dijo:

    Buenos días!! Qué bonica poesía, Elisa! jajja!! Pues más o menos sueño eso, incluso mi despertar es muy parecido al de esta buena mujer… 😆 La misma misma actitud, la misma voz,… 😆 Que tengáis un buen día! Y ánimos, que ya estamos en el ecuador (bueno, ejem, algunos,…).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s