Una de malvados

No habrá paz para los malvados, al menos social. La película triunfó anoche en los Goya y las palabras subyacían en el subconsciente colectivo horas antes en las calles, invadidas por mareas humanas muy enfadadas, casi indignadas, para sorpresa de propios y ninguneo de extraños. Pero la realidad no camina en línea recta ni en sentido único: como poliédrica que es, refleja el haz de luz que la ilumina y le da sentido en infinitas direcciones, como infinitos son los gustos y las interpretaciones. Para el Gobierno que ha impulsado una reforma-contrarreforma laboral-liberal sin parangón en democracia (como estoy cansada de leer), los malvados somos nosotros, nuestros salarios y nuestro empecinamiento en permanecer en una empresa el máximo tiempo posible, es decir, los nuevos cautivos y prácticamente desarmados curritos, excurritos y neocurritos. Como malvados que somos, no hemos de encontrar la paz. A tal fin, ya tenemos sobre la mesa del jefe una reforma laboral especialmente agresiva, muy lesiva, que torpedea la línea de flotación de este barco en el que se suponía que íbamos todos. Los empresarios, los grandes, no parecen darse cuenta de que también van en este mismo barco, pero les basta con saber que por ahora sigue la fiesta y aunque las copas ya no están tan llenas, aún ofrecen un fresco bienestar en el gaznate y el burbujeo todavía cosquillea entre las neuronas. Algunos se han ido ahogando por el camino, pero los suyos, los grandes dirigentes de multinacionales y corporaciones, navegan bajo bandera de conveniencia hacia los mercados exteriores que, por ahora, les están salvando los trastos y les ofrecen cobijo cuando hay tormenta. Las cuentas internacionales han estado absorbiendo hasta ahora los números rojos de un mercado interior deprimido. Pero si algo está demostrando esta crisis feroz, tan larga, tan profunda, es que nada es para siempre, que el pasado y el futuro ya no son lo que parecían y que los países emergentes tampoco son la panacea ni el paraíso prometido.
Si los emergentes, cuando vean el panorama que les espera aquí arriba, optan por la vía del equilibrio y de la sabiduría, estos empresarios que ahora acuden en busca de Eldorado y la ganancia fácil y rápida que han conocido en estas costas, que son las de todos, deberán volver a izar sus velas y poner rumbo de nuevo a este mercado que han dejado morir de inanición a base de humillar al trabajador primero a la categoría de súbdito y luego a la de esclavo. Y todo por la labor infatigable, guerrera, sin paz para los malvados ni para nadie, de una patronal rancia que no representa a los verdaderos emprendedores, esforzados y con iniciativa que, ante el fogonazo de luz, han elegido, entre infinitas posibilidades, el camino del norte, huyendo de las chicharras.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Economía, Opinión, Personal, Reforma laboral y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Una de malvados

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Aitor González dijo:

    El problema de este “barco” es que, es un barco sin capitán, no habrá nadie que se quiera quedar hasta el final con el navío, y los únicos que tienen reservado el pasaje en los botes salvavidas son los de siempre, los de “primera clase”, los de etiqueta y postín. Y dentro de poco, si no mañana mismo, o quizas ayer, el que no sepa o pueda nadar, se va a undir. A menos que, o bien, undamos los botes salvavidas y que aqui no se salve ni la orquestra, o empecemos entre todos a fabricar botes con lo que podamos encontrar, por que desde luego, a nosotros no nos van a dejar sitio, aunque quepamos, pero para ellos somos como apestados cuando ya no les interesamos.

    Un saludo, y buen inicio de semana.

  3. ELISA dijo:

    Y buenas tardes!!

    La reforma de Rajoy es “justa, buena y necesaria y DA ESPLENDOR” 🙄 ya dejó ayer bien claro que no le temblará el pulso en tomar las medidas necesarias pero, discrepo, los malvados son ellos. Todo lo que ven como bueno de la reforma, es mentira, me refiero a bueno para los ciudadanos, porque para los poderes fácticos será ideal. Os dejo un esbozo del programa de Jordi Evole “Salvados” de ayer. Se desplazó a Alemania para dejar patente que, en alemania ya están de vuelta de su reforma y lo que ha generado es, más trabajo precario y peor pagado, una sociedad conformista, que ya no lucha y todo eso como resultado de la estrategia del “shock”. Una entrevista a un ciudadano alemán, sociólogo, bastante joven.

    http://www.lasexta.com/salvados/inicio

    • Carmenchu dijo:

      Then we take Berlin…. 😀 Hola Elisa! Sí, ese es el periodismo que hace falta también. Porque, lógicamente, ellos no se van a autoinculpar. Ese ha sido el papel fundamental del buen periodismo: la denuncia y, como insiste siempre Ramón Lobo, el del contexto, la explicación honesta.

      • Ángel dijo:

        Para la dulce Karmentxu, seducida por los jueces.

        Échale un vistazo a estos documentales. No tiene nada que ver

        Como me hago un lío (estoy muy mayor), entre poner las w o los http, te lo paso así

        rtve.es/alacarta/videos/documentos-tv/documentos-tv-memoria-mario-benedetti/508683/

        requechando.com/Requechando/Descarga+Mario+Benedetti+Palabras+Verdaderas/928/0

        Un beso y míralos, o bájalos, cuando andes menos indignada.

        O a lo mejor cuando estés más indignada.

        No sé.

        • Carmenchu dijo:

          Jajaja! Puedes poner la dirección de los vídeos entera, siempre que no sean de Youtube… Gracias! Me los miraré. Y no estoy seducida por los jueces… Brrrrrrrrrr… 😀

  4. Ana dijo:

    Nuestro pueblo ha estado siempre, por siglos, tan machacado que no estábamos preparados para la democracia, aunque muy necesitados de la misma. En cuanto nos han quitado la bota de encima, la mayoria de los que han podido acceder a algún tipo de poder se han corrompido y llevado el dinero sin control. Sólo eso explica que estemos en este pozo y sin un duro.

  5. ELISA dijo:

    Y buenos días!!

    😀

    Mañana luminosa, aquí esperando al sol y espero que no me defraude y me dé plantón :-D. A estas alturas ya no nos podemos fiar :wink:…. o sí!

    Café con leche,
    tostadas y aceite
    y mirlos expectantes
    y azaleas nacientes
    y penas y amores
    y ducha caliente
    co co coquera, ,,
    abajo en la calle
    el río de gente

    Hasta la tarde!!

    😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s