Reforma placebo

Según la RAE, placebo es una “sustancia que, careciendo por sí misma de acción terapéutica, produce algún efecto curativo en el enfermo, si este la recibe convencido de que esa sustancia posee realmente tal acción”.

'Gran equis' (1962). Antoni Tàpies. “Una gran cruz de San Andrés monumentalizada se convierte, en esta obra, en el bastidor de la materia”.

La reforma laboral que el Gobierno aprobará este próximo viernes es un placebo que sólo funcionará para quien se la crea, una cuestión de fe de la que sólo es capaz quien gobierna como Dios manda. Y aquí empieza el problema, que ni los anticuerpos le dan credibilidad. Los sindicatos sólo ven contraindicaciones a esta medicina amarga, que se presenta como necesaria pero que amenaza con producir efectos secundarios irremediables en órganos vitales de este cuerpo maltrecho y con los glóbulos rojos por los suelos. La patronal, aferrada a la temporalidad como modo de vida y al mantenimiento de condiciones que rayan, y sobrepasan, la precariedad tampoco va a creerse sus beneficios si no se trata de una contrarreforma que retroceda a principios del siglo pasado, su época, y vaya acompañada de impunidad, rebajas fiscales, una cuenta en un paraíso terrenal y un Vuitton, que viene a ser lo normal… Así que con minijobs o no, seguirán despidiendo como puedan y quieran, animados por el pide y se te concederá con el que les anima quien gobierna como Dios manda. Así, quien manda va a convertir el mercado laboral, ese enfermo que languidece en la UCI a base de morfina, en objeto de una inoculación directa en vena y en grandes dosis de este placebo, que hasta ahora se había administrado con gotero para no provocar una reacción.

Y es que esta reforma placebo va dirigida implícitamente a alguien muy distinto, a Angela Merkel y a los mercados con la vaga intención de que flexibilice su draconiano objetivo de un déficit del 4,4 por ciento la primera y la presión sobre las arterias los segundos. El viernes empezará el tratamiento de choque. Curiosamente, el viernes es el día preferido por las empresas para despedir a los trabajadores. Perplejos, en estado de shock, confunden fácilmente los dos días festivos que le siguen con sus dos primeros días de paro, sin diferenciarlos: 48 horas de transición hacia la otra vida. Pero el placebo no engaña a nadie porque todos saben que no cura. ¿Creen de verdad que engañará a Merkel?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía, Opinión, Personal, Reforma laboral y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Reforma placebo

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Ana dijo:

    Es que desde que salieron de la cárcel, de la última redada, los especuladores inmobiliarios están aburridos.

  3. ELISA dijo:

    Car chu 😀
    men
    …………….. ¡¡hola!!

    http://www.youtube.com/watch?v=y1VfMUXpN3A&feature=related

  4. Carmenchu dijo:

    Hooola!!!!! 😀 No me he podido conectar antes… Mañana tampoco sé si podré escribir, pero no me lo tengais en cuenta… Buenas noches!!!

  5. Ana dijo:

    Tranquilísima Carmenchu, que somos unos chupópteros ( de tinta, no de sangre)

  6. Carmenchu dijo:

    Buenos días! 😉 tal como pronostiqué, no puedo deleitaros hoy con uno de mis excelsos posts… 😆 Es cosa de salud, de no salud, pero no mía, tranquilos, que hay Carmenchu pa rato. He tenido okupas en casa, jeje… Y no era plan de dejarlos sin radiador, así que la alternativa era escribir a 11 graditos, que es la temperatura de crucero del estudio. Lo más frío de la casa. No me he visto con fuerzas, llamarme cobarde… Nos vemos a la noche!

  7. Ana dijo:

    Bueno ya nos “deleitaremos” de tu próximo “excelso” post, y con más ganas aún, cuando estés más calentita. Aquí la esperaremos, excelencia ( o excelsencia).

    • ELISA dijo:

      Y buenas tardes!!

      😀

      Llevo días con el cronómetro y no puedo entrar a saludar, cosa que siento profundamente, primero porque soy una persona a la que las rutinas y el orden le hacen sentir bien y segundo porque ese “excelso” contacto con vosotros/as me sirve de medicina (tó pa mí, que soy muy egoista jajaja!!). Esta mañana, en la rambla de mi pueblo marcaban 0º:00 pero esta tarde la sensación de frío es peor y eso que teníamos 8º.5. Mucho frío. Los ánimos, en general, también lo están. Esta semana estoy comprobando los estragos que está causando la crisis en vivo. Estoy visitando mis clientes para ese fin. Para calibrar las necesidades actuales y fidelizarles. Realmente tenemos un helado invierno.

  8. Carmenchu dijo:

    Buenas noches!!! ¿Preparados para el frío polar que es el que toca ahora??? Son tan subliminales las informaciones… Bueno, ya estoy más tranquilita y amenazo con excelsaros… 😉 hoy me recogeré temprano, que mañana toca madrugón!! Buá! 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s