‘Too big to fail’

Según pasa el tiempo, me doy cuenta de que nunca seré too big to fail (demasiado grande para caer). Nunca he pretendido serlo, prefiero las pequeñas cosas que pueblan lo cotidiano y, con ellas, ser yo también pequeña. Pero esa también pequeña pretensión tiene sus inconvenientes: te vapulea este viento que hoy no sabe hacia dónde tirar y se revuelve en remolino. La crisis me ha pillado con la casa a medio construir, como a otros muchos, millones, sin ningún sitio dónde agarrarse fuerte ni tabla de salvación. No conozco tampoco a nadie que sea too big to fail, así que se impone el Sálvese quien pueda, pero sólo unos pocos pueden y son muchos los que se quedan por el camino. Así nos va. Tras este too big to fail se esconden intereses extraños a los ojos de un pequeño que deciden qué bancos se salvan y qué empresas pueden irse al garete, siempre, eso sí, a base de dinero público a espuertas, el de todos, que se desvía de la sanidad, de la educación, de los servicios sociales, llamados no hace tanto a ser el futuro y la salida del paro. También bajo el too big to fail se derrocan entre bambalinas gobiernos que no saltan al son en la misma comba convertida ya en soga. Cuando eres too big to fail tienes las espaldas cubiertas y se crea un halo invisible de impunidad al que sólo unos pocos llegan. No importa la nefasta gestión pasada, ni los millones extraídos convenientemente de los balances hacia paraísos fiscales, que se convierte en una anotación a pie de página. Ya sin responsables, el delito desaparece. Cinco millones de parados, ¿no son too big to fail? Parece que no. Sálvese quien pueda.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Análisis, Opinión, Personal y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a ‘Too big to fail’

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Arnau dijo:


    Para los que han olvidado el pasado

  3. Ana dijo:

    CiU demasiado votado. Ahora, después del éxito electoral se siente apoyado para continuar haciendo lo que hasta ahora, que está claro no le ha supuesto perder ni un voto y sin embargo ganar . Le ha faltado tiempo para aumentar los precios de transportes, agua, etc. y de nuevo bajar los sueldos de los funcionarios. Es lo que tiene legitimizar en las urnas una política de recortes, es como darles carta blanca o un cheque en blanco, aunque esta vez sin fondos para poner las tijeras en todo lo recortable.

    • ELISA dijo:

      Buenas tardes 😀

      Conozco un empresario que alardeaban sólo hace 5 años de tener 250 empleados. Está liquidando sus empresas dependientes del ladrillo. Le veo sonriente, alternando, gastando, hablando a voces. Sin educación. No caerán en lo económico pero se han convertido en monstruos. Ahora están agazapados, viviendo de rentas, pero no hay que olvidar que supieron lo que era ser poderosos. Y en este momento las vanidades están contenidas.

  4. Carmenchu dijo:

    Buenas!!! Sí, Elisa, mucha vanidad contenida. Temo el día que se desate, para el que no queda mucho.
    Arnau, preciosa canción. Hay muchos que han olvidado el pasado, porque no les conviene recordar, claro… Bueno, voy a ver si hago algo productivo, por ejemplo….. ¡La cena! 😀

  5. Ángel dijo:

    Hola Karmentxu.
    Siento que te fastidie tener que darme la razón.

    No tienes que darme nada.
    Pero sigo pensando en lo mismo.
    La vida son momentos, más o menos fugaces, más o menos, pausados. Introspectivos o exultantes.
    Pero siempre hay que estar dispuesto para dejar un momento para uno mismo.
    Pienso que he irrumpido en este blog, un poco a salto de mata, un poco sin ser consciente de que entraba en un terreno ya cultivado, en un jardín con sus senderos, con sus arbustos, ya dibujados.

    Karmentxu y compañía, veo un pesar, un desánimo que las últimas elecciones han removido.

    Pero no puedo dejar de pensar, lo que Karmentxu ha repetido y que recuerda de mí: la vida son momentos y os dejo una canción inolvidable, irrepetible, inconmensurable.

    • ELISA dijo:

      Hola Angel:

      Este jardín es mágico y en este momento brillan bombillitas de colores. Gracias. Qué casualidad, hace unos pocos días estuve oyendo esta canción de Ovidi. Es preciosa.

  6. Carmenchu dijo:

    Hola!!! No me fastidia darte la razón, Ángel… Aish, qué fama!! Me alegro de que estés por aquí. Mira que te metes en cada sarao! Jaja!
    Ah! Una cosita: aquí, en este jardín de flowers, los vídeos van sin el http:// porque si no se cargan enteros. Si sólo pones la dirección empezando por www se ven como un enlace. Que hay que decirlo todo!! 😉 Preciosa canción, por cierto, gracias.

    Bueno, queridos y queridas, una que se retira. Debo tener la enfermedad del sueño. Yo estaba viendo El Perfume, por si no tuviera bastante con el PPerfume… 😀 Pero me aburre un poquillo. Recomiendo muchísimo más el libro.

  7. Carmenchu dijo:

    Ya no soy azul!!!!! 😀 Buenas noches!

  8. Carmenchu dijo:

    Buenos días!! Sí, guarda qué luna, ahora ya cada vez menos nítida. Nace un nuevo día: nuevos recortes, nuevos silencios y aquí estamos nosotros, para hablar bien alto. ¿Todos en sus puestos? Pues en marcha! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s