¿Y ahora qué?

15-O. El sábado volvió a ser un clamor, más global que nunca. Miles de realidades descontentas e indignadas salieron de nuevo a la calle a protestar y a exigir un cambio que no llega (habrá que ir a buscarlo), y que nada tiene que ver con el que algunos pretenden reivindicar como suyo, ya relamiéndose ante la próxima cita electoral. El 15-O le ha arrebatado al 20-N la categoría de fiesta de la democracia. Ha bastado dar un paso detrás de otro, miles de personas al mismo tiempo, de forma pacífica pero sin perder el ritmo ni el pulso. 17-O, lunes. ¿Y ahora qué? A trabajar si se tiene ese privilegio (¿alguien se acuerda cuando era un castigo?), a hacer recados los parados, a dar un paseo, a empezar la peregrinación en busca de un hueco donde encajarse como una pieza en esta gran maquinaria. A seguir con la vida a cuestas.

Y algunos ya se han puesto nerviosos. Y se han vuelto impacientes. Pese a que no tienen motivos aparentes: las encuestas les sonríen y el futuro se divisa lleno de alegres pactos e impunidad. En Barcelona, 25 años después de que fuera designada sede olímpica, tal día como hoy, CiU y PP ya tienen sus negociaciones bilaterales exclusivas, regalo de Navidad adelantado. La exclusividad la reclamaba el PP para dar el sí a los presupuestos del consistorio. Los primeros acuerdos, esta misma semana. Un ensayo general de lo que será el espíritu de las Navidades futuras pese a que desde las filas de CiU se prometa (estamos en campaña y no hay que espantar votantes, al menos no todavía) que es puntual y no es la avanzadilla de la marabunta. Pero el futuro se vislumbra en las bolas de cristal de Castilla-La Mancha, Madrid o Extremadura, con su nepotismo nada ilustrado y menos lustroso. Y ahora también en Catalunya. Pobre Catalunya, que quiere parecerse a Finlandia y sólo lo está consiguiendo en demografía gracias al éxodo de jóvenes, mientras dirige sus pasos hacia una república bananera colonizada por las multinacionales, sin clase media ni servicios públicos de calidad. Menos mal que el tiempo acompaña y el otoño está tardando en llegar.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Análisis, Personal, Política y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

25 respuestas a ¿Y ahora qué?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Ana dijo:

    No sé donde oí, ayer, que el movimiento Occupy Wall Street se había propagado por todo el mundo. ¿Pero no se acuerdan que somos nosotros los que lo comenzamos ya hace varios meses? Hemos de reivindicar nuestro país y nuestro continente continuamente porque, hasta en eso, nos ningunean.
    Quien dice eso no debe leer la prensa de nuestro país.
    Y si me apuran todo empezó en Túnez, lo demás fué contagio.

  3. Genital dijo:

    Las revoluciones se producen en los callejones sin salida.

    (Próximamente en sus pantallas)

  4. Arnau dijo:

    He llegado a la terrible conclusión de que hay políticos malos y los hay peores (a elegir).Pero la culpa no la tienen los que se dedican a la política,que en su momento fue ensalzada por grandes filósofos y pensadores,sino por los que no queremos saber nada de ella y les dejamos el campo libre a vividores,sinvergüenzas,chorizos…..
    Los del 15-M tienen un problema:que no se lanzan a llenar el hueco que dejamos los ciudadan@s.

  5. Carmenchu dijo:

    Hola, buenas noches!!! Estoy contenta de leeros de nuevo, Genital y Arnau! Si es que una es sencilla, que decía Sara Montiel! 😀 Yo también me cuestiono si el voto útil lo va a ser ahora… Pero creo que hasta que no estemos en ese callejón sin salida, pero de verdad, o con hambre, no nos levantaremos de verdad. No sé, es complicado y no tengo la bolita mágica…

  6. Ana dijo:

    Como dicen el 15-M es más emocional que práctico. Es igual, para mí es lo único positivo que ha ocurrido en mucho tiempo.

    Good night and good luck

    • ELISA dijo:

      De momento es un manantial que brotó y discurre alegre. Espero que se convierta en un caudaloso río.

      • Carmenchu dijo:

        Si el PP gana por mayoría absoluta ya será para cortarse las venas… 🙄 porque entonces ya… ¿Qué hacer? Buff!

        • ELISA dijo:

          El problema, que ya lo hemos comentado aquí, es que el PP hagan lo que hagan tendrán a sus fieles votantes. No les ven defectos… son todos de la misma calaña.

  7. Mar dijo:

    La reflexió de Juliana m’ha semblat força interessant, i potser el que caldria millorar dins el moviment 15M és el procés “causa-efecte” i que pels sistemes assemblearis també són necessaris circuïts d’avaluació de resultats.

    Molt bona nit http://www.youtube.com/watch?v=3FO1qFB4LL8

  8. Ana dijo:

    Los nuevos votantes del PP que no son de derechas sino influenciados por la propaganda, se lo van a encontrar.
    http://blogs.elpais.com/la-voz-de-inaki/2011/10/la-recepcion-real-real.html

  9. Ana dijo:

    Y González Pons, el cabezón, dice que los del 15-O salieron para protestar contra Zapatero. Jajaja ¿hasta en Japón, Australia, Londres….. quieren que se vaya?

    • ELISA dijo:

      Buenos días!!

      😀

      Ya hablamos que se va a manipular todo. Por eso hay que tenerlo muy claro y desde lo más profundo de nuestra ideología, hacer lo que “nos deje bien”. Aquello de resistir.. Y, además, ahora nos podemos manifestar, después todo se va a endurecer y hay que tenerlo claro y no recular..

      Ahí teneis a los jóvenes

      http://www.youtube.com/watch?v=KW56eVHUE7s

  10. Carmenchu dijo:

    Buenos días!!! 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s