Gracias

Gracias Standard & Poors, pero no era necesario. Fitch se te había adelantado una semana, también bajando la nota de la deuda española hasta esos mismos niveles. No necesitábamos más motivos para salir mañana y tomar plazas, avenidas, calles, lo que haga falta para que hasta los sordos de profesión, los políticos, nos escuchen.
S&P justifica su decisión por las perspectivas económicas: una previsión de crecimiento más que dudosa, duras condiciones financieras, alto nivel de deuda del sector privado y desempleo. Hasta aquí nada que objetar: ese es el panorama, pero olvidan que hemos llegado aquí por culpa de personajes como ellos. Lo del desempleo se puede paliar mañana, aunque sea por unas horas: este sábado nos ocuparemos de ocupar, de hacernos un sitio en este tablero cuadriculado desde donde gritar. Y no es una utopía que pueda haber un mundo mejor. Ya no. A diferencia del mundo financiero, donde un rumor abstracto y de origen desconocido puede hundir países enteros, en el mundo real basta con moverse para que las cosas cambien, recobrar la dignidad amputada, arrebatar el bisturí a esos cirujanos financieros que han cruzado la línea roja en sus experimentos estéticos extirpando órganos vitales a este cuerpo maltrecho de la sociedad, pero todavía vivo. Ahora se trata de despertar de la anestesia, de abrir los ojos, de no dejarse deslumbrar por los focos del quirófano, levantarse, los músculos aún entumecidos, y cambiar las reglas del juego para que los funámbulos dejen de hacer trampas y jueguen limpio.
No era necesario que S&P rebajara de nuevo nuestra nota. No nos asusta: ya lo estábamos de antes. Tampoco indigna ahora: también veníamos indignados de serie al empezar el año. Gracias políticos, gracias agencias de clasificación, banqueros, agentes de bolsa, brokers, analistas, corruptos de todas las edades, sexos y ocupaciones… Sin vuestra colaboración habría sido imposible tanta indignación y tanta conciencia de que otro mundo es posible. Sólo hay que salir a la calle, andar hasta la plaza más céntrica y quedarse allí ocupando el espacio arrebatado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Análisis, Crisis, Economía, Personal y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Gracias

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Ana dijo:

    Pues pensándolo bien, le has dado la vuelta a la situación con la moraleja que apuntas, de que las cosas pueden ir mejor, de que otro mundo es posible. Me alegro de este final optimista, al fin.
    En realidad todas estas calificaciones numéricas sólo reflejan de forma cuantificada el estado de ánimo y la psique de los grandes inversores. Están un poco obsesionados, es una psicopatía de libro la suya y no deberíamos dejar que nos la contagien. Carmenchu, tú hoy ya has hecho tu aportación para lograrlo, te llamaré la gran vacuna para la gran nueva recesión ¿te parece?

    Por cierto hay un economista español que, a diferencia de estas empresas que citas, es mucho más realista, más práctico, más prudente, menos provocador de innecesarios sustos, tiene un discurso muy sencillo porque habla en nuestro idioma, no está nada politizado. Se llama Juan Ignacio Crespo, participaba en los debates de CNN+ y el día que yo tenía oportunidad de escucharlo, dormía como un bebé.

  3. Ana dijo:

    Ah y muy bien también el señalar que es la deuda “privada”, esa mala, no la deuda española que muchos políticos suman a la pública para llamar a ZP derrochador.

  4. Ana dijo:

    Despertar de Rodolfo Serrano

    Me parecen inútiles los versos, la nostalgia,
    estas noches oyendo una lluvia imposible.
    El recuerdo de un cuerpo que ni siquiera es mío,
    las palabras perdidas en un nombre de arena.

    Ya nada me parece necesario y urgente,
    cuando ya no me llega ni el latido mas tenue
    del corazón que un día latía con el mío
    ni tengo la certeza de que un día existieras.

    Ahora, en este instante en que tengo seguro
    que los meses son potros que galopan perdidos,
    y tu rostro es tan sólo una sombra y la duda
    puede más que el deseo y que cualquier promesa.

    Cuando ya son los años los que marcan la carne
    y siento que la vida son sesenta segundos,
    tú no estás en las manos que tuvieron un día
    el calor de la piel y el frío de la ausencia.

    Por eso en esta hora en que intento buscarte,
    siento que ya he perdido mi única esperanza:
    pensar que todavía, aunque ya no me llames,
    lees aún estos versos y recuerdas mi cuerpo.

    (Y despierto en la noche en que muere el pasado).

  5. Mar dijo:

    Hola, bona tarda.
    Em sap greu, però jo ja he perdut la fe en tots aquests moviments d’indignació. No nego que els seus discursos són emotius i carregats de raó, com ara aquest que us deixo de Galeano http://www.youtube.com/watch?v=uzJhNjn_ghw&feature=player_embedded, però des del 15M hem ocupat el carrers i les places i tot va de mal en pitjor. Em sembla moltes energies invertides i molts pocs resultats.

    Us deixo un article, per si us ve de gust llegir-lo http://www.elpais.com/articulo/espana/democracia/estupida/elpepiopi/20111014elpepinac_16/Tes

    Bon cap de setmana.

    • ELISA dijo:

      Y buenas tardes!!

      😀

      Mañana iré a hacer algo que depende de mí nada más. Iré a apoyar a un grupo desconocido de ciudadanos que no quiere ser mayoría silenciosa. Nunca me perdonaría, el día que la derecha gane las elecciones, no haber hecho nada. En 1968, cuando era una jovencita y no tenía ni idea de por qué protestaban los estudiantes, un día me crucé con un grupo de jóvenes que gritaban a los grises y echaban octavillas. Algo se movió en el mundo cuando los jóvenes salieron a protestar y los mayores, que antes habían permanecido silenciosos y llenos de miedo a consecuencia de las represalias de la guerra, vieron ahí una semilla de esperanza.

  6. Carmenchu dijo:

    Hola! Ana, qué honor que me llames vacuna… Siempre me ha gustado la pasta y, por supuesto, pastar!!! jajajaj!
    Mar, no desesperes. Sí que los resultados son muy poco vistosos a nivel práctico (por no decir nada), pero todo lo que vale la pena cuesta esfuerzo, tiempo,… yo que sé!

    Bueno, yo me despido hasta ya mañana… Que tengáis una muy buena noche! 😉
    Elisa, como sé que aparecerás, un saludillo a tí también… Espero que hayas sido dueña de tu día! 😀

  7. Carmenchu dijo:

    Buenos días! 😉

    • ELISA dijo:

      Y buenos días!!

      El ibiscus está sacando fuerzas para agradecer a la vida esos días soleados y muestra tres floripondios (que diría Carmenchu) cual falda de faralaes. Generosa planta. Cuanta felicidad me ha proporcionado. El naranjo de la china ahí está cuajadito de ramas y hojas. He pasado los dedos y se han impregnado de una fragancia de limón y azahar. Menos mal que he conocido su secreto, porque frutos no ha dado. Caprichoso árbol. Los tomatitos lucen rojos y alegran las jardinera y ya han cuidado de inseminar la tierra donde nacen unos brotes que les hagan renovarse en otras primaveras. La Araucaria, este año se merece ser engalarnada en días navideños y la adelfa, este otoño, se va a independizar, necesita su espacio, ahora que se ha convertido en arbusto. Yo también doy las gracias, muchas gracias, a quien me supo transmitir el sentido de la vida y el goce de las emociones. Mi querida madre.

  8. Carmenchu dijo:

    Qué bonito Elisa! 🙂 Yo en el ibiscus tengo capullos: toda una promesa!… :mrgreen:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s