Microhistorias para macrocrisis

Érase una vez un pueblo en el que todos sus habitantes eran infelices porque debían cien euros a alguien. El del hotel al del bar, éste al de la sastrería… El sastre al carpintero, quien a su vez debía al del colmado y éste, finalmente, al hotelero. Un buen día llegó un turista con la intención de pasar allí unos días. Dio cien euros de reserva por adelantado al del hotel y éste, feliz, pudo devolver el dinero al del bar, éste al sastre, quien pagó su deuda al carpintero y también el del colmado recibió entonces ese dinero, que pudo devolver finalmente al dueño del hotel. Finalmente, el viajante tuvo que irse sin pasar ni la primera noche en el hotel y reclamó sus cien euros de reserva. El hotelero se los devolvió sin problemas. Desde ese día, todos fueron nuevamente felices: ya no tenían deudas y, colateralmente, el banquero respiró tranquilo.

Esta simple historia, trasladada al ámbito internacional, más complejo sin duda pero igual de simple en sus planteamientos, marca un posible y factible camino de salida: que el dinero fluya de nuevo, que unos y otros tiendan la mano y tomen la pócima mágica de la confianza y dejen de buscar un mitológico grial en busca de una vida eterna llena de lujos. Al final, todo se reduce a eso: a recuperar la confianza, dejar que el dinero fluya para que así vuelva enriquecido después de haber creado riqueza a su vez. Lástima que no estemos por la labor. En su lugar, la estrategia es la del miedo: cerrar el grifo para, sin gota de agua, recortar presupuestos que se traducían en derechos, de la misma manera que los hermanos Marx recortaban las cláusulas del contrato hasta dejarlo en humo. Dice un proverbio chino que, para salir del agujero, lo primero que hay que hacer es dejar de excavar. Pues bien, dejemos de excavar este pozo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Análisis, Crisis, Economía. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Microhistorias para macrocrisis

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Chica, me quito el sombrero; se pueden decir las cosas más alto, pero no mas claro!

  3. Arnau dijo:

    Carmenchu ¡Olé!.Me ha gustado mucho la microhistoria

  4. Ana dijo:

    El 2 de febrero de 1905 nació en San Petersburgo la filósofa y escritora estadounidense (de origen ruso) Alissa Zinovievna Rosenbaum, más conocida en el mundo de las letras bajo el seudónimo de Ayn Rand, y falleció en marzo de 1982 en New York. Nunca más oportunas las palabras de la autora de esa magnífica novela que es Atlas Shrugged, traducida al español como La rebelión de Atlas, una suerte de anticipo de lo que nos está pasando a los españoles y en mayor o menor medida a todo el mundo:
    ———————————————————————-
    “Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada.” Ayn Rand (1950)

  5. Ana dijo:

    ¡Bienvenidos Fusteta y Arnau!

  6. ELISA dijo:

    Buenas tardes 😀

    Tienes razón, Carmenchu, el dinero sólo ha servido en esta crisis para pagar las propias morosidades de los Bancos y para pagar a los altos directivos ¿por qué no fluye el crédito? . A los Bancos que han recibido ayuda deberían auditarles para comprobar a dónde ha ido ese dinero y si lo retornan a las arcas del Estado o sólo ha servido para mantener el estatus de algunas personas.

    Saludos a Madera y Zinc y Arnau.

  7. Carmenchu dijo:

    Hola!!! Hoy me he hecho caso a mí misma y he dejado que mi dinero fluya por ahí. No sé si creará otra riqueza que no sea la de espíritu, pero… ¡algo es algo!
    Maderita, Arnau, bienvenidos de nuevo! 😀

    Ana, muy bueno ese párrafo. Viendo y leyendo esto, pienso que los modernos eran ellos y no nosotros que presumimos tanto de iPods, etc… Buena idea Elisa lo de la auditoría, porque yo no conozco a nadie que haya visto nada de ese dinero…

  8. Mar dijo:

    Hola, bona nit.

    Arnau, Fusteta m’alegra llegir-vos.

    Estic mooolt cansada, però us volia deixar una gran noticia, jeje. Per fi l’equip de Mas ha trobat la solució a tots els problemes, això doncs, podeu dormir tranquils, jeje http://www.lavanguardia.com/politica/20110926/54221308839/el-govern-aprobara-un-plan-nacional-de-valores-para-reforzar-la-calidad-humana-de-la-sociedad.html

  9. Carmenchu dijo:

    Ya era hora!… 😆 Entonces, ¿me puedo ir tranquila a dormir ya….? Jajaja! Buenas noches!

  10. Carmenchu dijo:

    Buenos días! 😉

  11. ELISA dijo:

    Buenos días!!

    😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s