El cascabel del gato

Parecía como si el fin fuera ponerle el cascabel al gato para que cada vez que se acercara a nuestros derechos con la intención de arañarlos primero para comérselos después, pudiéramos oir la alerta y defender nuestros feudos. Bien, el cascabel ya está en su cuello. Las voces de denuncia aquí y allá que han coreado una y otra vez los atropellos con efecto sorpresa del poder han encontrado por fin complicidad y han quitado la máscara a muchos. Y la indignación ha crecido como crecen improvisadas hierbas entre los adoquines y nos pareció que no nos iban a coger nunca más desprevenidos.

Una vez puesto el cascabel al gato y ahora que los ratones somos más inteligentes y estamos mejor y, sobre todo, más informados, aguzado el oído, la historia se repite sin remisión. Y, aun escuchando el tintineo in crescendo del cascabel, intuyendo al felino, continuamos quietos con la esperanza (aún queda esa rémora) de que si permanecemos inmóviles, si somos dóciles y no nos hacemos notar, pasará de largo. Pero los depredadores huelen el miedo de la presa, que se manifiesta a través de una combinación de adrenalina y una hormona que libera un leve tufo que llega nítido al olfato de los depredadores. Y el miedo nos convierte directamente en víctimas.

La diferencia es que ahora somos conscientes y nos indignamos. Pero no hay que bajar la guardia. Puede aparecer una marca de ropa que saque una colección primavera-verano para indignados. Ocurrió con las protestas de los 60, con el punk en los 80. En la zona alta de Barcelona, por ejemplo, los retoños de las clases adineradas gustaban de la estética punk y siniestra e incluso había tiendas especializadas para sobresalto del vecindario. Pese a ser una estratagema muy manida, continua siendo eficaz: banalizado y deglutido por el sistema el movimiento, vuelve a ganar el depredador mientras suena el cascabeleo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Análisis. Guarda el enlace permanente.

40 respuestas a El cascabel del gato

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Ana dijo:

    ¿Somos las ratas asustadas? Yo me pido un cascabel
    ¿O somos los gatos? ¿O depende de cuándo y dónde? Me he líado Carmenchu.

  3. Carmenchu dijo:

    Hola Ana! Ratas, ratas, no….. Somos ratones…. 😉
    Bueno, hoy no podré saludar con nocturnidad, así que lo hago ahora vespertinamente….. Hoy salgo de juerga, así que aprovecho para saludar ahora y desearos buenas tardes-noches, buenas noches… Mañana nos “vemos”… 😉

    • ELISA dijo:

      Y buenas tardes:
      😀
      Carmenchu, tocas todos los ingredientes que se emplean para someter a los pueblos. El engaño, la manipulación, el miedo.. Y yo añadiría la culpabilidad, que se toque lo intocable, por ejemplo las insignes instituciones. Claro, el ciudadano no vale nada. Algo así como las mujeres maltratadas que van pensando que quien las maltrata cambiará..o que en el fondo es buena persona.
      El espíritu de supervivencia y la intuición me dicen que conformarnos con salir al campo a pastar no es suficiente, porque como decía Pablo Milanés, ¿qué valor tiene una vida así? He visto en mi entorno próximo el resultado de los recortes sanitarios que ha originado maltrato al enfermo, he visto empresas que echaron abajo la persiana y cuando los trabajadores volvieron de vacaciones su vida había cambiado. Veo jóvenes que devoraron el paquete de caramelos y ahora se quedaron sin golosinas, sin formación y sin haber adquirido el hábito de esperar a obtener resultados. Algo habrá que hacer.

      http://www.youtube.com/watch?v=qrJUuj-Eb4Q&feature=related

      • ELISA dijo:

        Hasta mañana, Carmenchu!! que sea muy mala… 😉

        ¡¡lo hise, Dios!! (no me pegues bronca, please)

  4. ELISA dijo:

    Apa, hasta luego 😉

  5. Genital dijo:

    Mire usted, profesor, entiendo del todo esa encrucijada en la que se encuentra y a la que le han llevado sus estudios de psicología. Mi intención nunca ha sido otra que intentar ayudarle a salir de ella. Cuando en el renacimiento las corrientes filosóficas, atrapadas durante la Edad Media en la cosmovisión teocentrista de La Iglesia, dan una nueva interpretación del mundo y de la vida, surge un planteamiento psicológico para el estudio de la naturaleza del alma a través de los sentidos y el uso de la razón. Así mismo, en esta época se retoma la investigación científica de la parte física del hombre, con lo que la cosmovisión global de nuestra civilización se torna antropocéntrica. Dicha orientación conduce a epistemologías empíricas y racionalistas. John Locke, en ese momento contrapuesto a la búsqueda racionalista de las llamadas verdades indiscutibles en el interior de la mente humana usando la argumentación lógica, se centra en la experiencia, de la que dice “he allí el fundamento de todo nuestro saber”, y en los procesos internos de la mente que son los que proporcionan “un acto de pensamiento consciente”. Queda descartada para Locke “la verdad casi infinita”, producto de “una activa e ilimitada imaginación” que presupone la existencia de ideas innatas en la mente, y apuesta por comparar esta mente con “un papel en blanco” donde la experiencia y la observación son “las dos (únicas) fuentes del conocimiento de donde emanan todas las ideas”.

    Mientras para la psicología filosófica las ideas simples adquirían entidad de átomo original e indestructible, que mediante el proceso asociativo se fundían y mezclaban creando otras ideas complejas capaces de explicar los fenómenos mentales, la fisiología experimentaba grandes progresos en el conocimiento del sistema nervioso, estableciéndolo como intermediario entre el mundo exterior y la mente a través de los sentidos y mediante impulsos eléctricos. De esta forma, el fisiólogo Herman Von Helmholtf patrocina sin apenas proponérselo el establecimiento de la psicología experimental al introducir la percepción como elemento interpretativo de los procesos sensoriales. Von Helmholtf describe como “invariablemente simples” a las estimulaciones nerviosas procedentes de las sensaciones exteriores capaces de generar conclusiones inconscientes, pero no así los propios objetos externos, por lo que sería una “conclusión consciente” lo que revelaría la naturaleza de tales objetos, es decir, la percepción de los objetos externos a través de procesos mentales según las sensaciones obtenidas con el sistema nervioso.

    (Capítulo I)

  6. Genital dijo:

    Almirante ELISA (21:19)

    Un incidente en el campo de la observación astronómica puso de manifiesto que existían diferencias individuales en el tiempo de reacción personal ante los estímulos y que tales diferencias eran cuantificables si se hacía uso de la incipiente metodología experimental. Es comprensible que en una época, la de mediados del siglo XIX en que las universidades alemanas acogían en sus aulas de filosofía el excedente de estudiantes que no podían acceder al estudio de la fisiología, surgiera en ese país la posibilidad de llevar a cabo la primera investigación sistemática en psicología experimental y se diera por fundada de manera oficial la psicofísica. Se estableció una metodología psicofísica muy precisa y Ernst H. Weber la utilizó para demostrar que ya no sólo existían diferencias individuales, sino que los lindes diferenciales variaban según la zona corporal en la que se experimentaba, que la percepción de la intensidad estaba sujeta a la cantidad de estimulo relativo y que había una formula para expresarlo.

    A su vez, Gustav Theodor Fechner establecía los fundamentos de una base científica para encontrar las relaciones de dependencia entre el mundo físico y el aspecto mental, entendido éste último aún como expresión del alma humana, y decía tener “una fórmula de medición” para permitir que “la cantidad de sensación sea calculada de las cantidades relativas del estímulo fundamental”, refiriéndose al fenómeno estudiado por la psicofísica que condiciona el nivel de sensibilidad a la cantidad de estímulo con la esperanza de haber encontrado las leyes físicas con las que el alma se relacionaba con el cuerpo. Pero en la sociedad de mediados del siglo XIX el fijismo planteado desde la antigüedad, que sostenía la inmutabilidad de los seres orgánicos sobre la Tierra, se tambaleaba ante nuevas teorías evolucionistas. Hipótesis en este sentido, acompañadas por importantes cantidades de información empírica recogidas en las investigaciones de Charles Darwin, igualaban la especie humana con el resto de los animales alejándola del protagonismo idealizado en los escritos religiosos y convertían al Hombre en un producto más de la evolución; incluso las facultades mentales de los animales, a la sombra de los manifiestos del evolucionismo, quedaban separadas únicamente por diferencias cuantitativas de las facultades mentales humanas. Con esta comparación surgió la psicología animal moderna y Herbart Spencer se sirvió del nexo entre comportamiento actual y herencia animal anterior para proclamar “la supervivencia del más apto” en la adaptación al medio y formular la tesis del asociacionismo evolucionista según la cual la tendencia hereditaria se vuelve acumulativa a medida que se suceden las generaciones, de forma que “la Mente sólo puede entenderse observando cómo ha evolucionado”, ya que si se obtuvo el resultado presente de las estructuras orgánicas a través de innumerables modificaciones evolutivas, “entonces necesariamente, las formas de conciencia… tienen que haber surgido gradualmente.”.

    Por fin, la psicología encuentra respuestas a su anhelo de proclamarse ciencia y anuncia que sus logros se deben al empleo de la experimentación empírica. Los contenidos filosóficos de la conciencia empiezan a desaparecer progresivamente en los estudios de la mente. Los aspectos evolucionistas impregnan la psicología americana y, por su parte, Wilheim Wundt funda en Alemania el primer laboratorio de psicología experimental durante el año 1.879, originando la aparición de esta ciencia como una disciplina capaz de tratar problemas con métodos científicos. Y aunque acepta que las mentes de los individuos “surgen en una serie de etapas de desarrollo hasta culminar en el pensamiento conciente de sí, y en una voluntad que es moralmente libre”, y son el producto del largo curso del desarrollo de las especies, entiende que la historia ensancha el campo de la conciencia individual hasta integrarla orgánicamente con su cultura natal para que “ideaciones, sentimientos y voliciones” formen “una unidad en la conciencia”, de forma que la mentalidad humana no se puede aplicar “a nada que no sea el complejo concreto de idea, sentimiento y voluntad”, siendo la experiencia consciente una experiencia inmediata y dependiente “de nuestra apreciación subjetiva.”

    (Capítulo II)

  7. Genital dijo:

    Estas dos corrientes psicológicas, la alemana y la americana, enfrentaron sus posturas en un conflicto bélico de alcance mundial cuyo resultado fue dejar abonado el terreno con millones de muertes para que crecieran las bases ideológicas de dos movimientos políticos, el nazismo y la selección natural capitalista, los cuales, después de hacer oscilar hasta los extremos el péndulo de la historia, desde la revolución soviética, fraguada en los laboratorios alemanes para ser inoculada en el corazón del enemigo ruso como arma de guerra, al capitalismo salvaje que experimentó la sociedad estadounidense del 29, volvieron a provocar otra guerra mundial y, tras la derrota del nazismo y el paréntesis soviético, acabaron conformando en la actualidad los cimientos de la intimidad psicológica en las grandes potencias occidentales en las que hemos vivido usted y yo durante demasiados años. Me hago viejo, profesor, y usted también, nos queda poco tiempo y a mí la cola y los bigotes empiezan a pesarme demasiado. Ésta vez, preste atención y no se distraiga como siempre comiendo porquerías, porque será la última ocasión en que lo intentemos y ya estoy harto de encontrar en la salida trozos de queso. A ver si de una vez por todas consigo que aprenda usted a escapar de un laberinto.

    (Fin)

  8. anxel dijo:

    Buenas noches
    está el mundo convulso, no pasa día en que no se abra un nuevo capítulo discutible. Sigue el proceso colonizador en Libia, quieren la democracia que nosotros disfrutamos. Y la tendrán:
    http://hator-ra.blogspot.com/2011/06/la-plaza-verde-video.html .
    http://www.publico.es/espana/382346/espana-echa-al-embajador-de-gadafi-por-la-represion

    Más cerca, la máquina que controla los subsconcientes trabaja a ritmo habitual, en procesos paralelos que intentan debilitar, acosar, desvirtuar, manipular, el 15m con el objetivo de desactivar las protestas o en de otro modo, que a ojos de la población el 15m se convierta en 15kk:
    http://psicorp.tumblr.com/post/6582972605/15j-infamia-informativa
    http://www.youtube.com/watch?v=g6Dh_YAuU7I&

    terminando con buenos deseos:

    Antonio Hernández-Gil
    Decano Colegio de Abogados de Madrid
    «En estos momentos de crisis, es improbable que la inercia de nuestros viejos modos de gobierno nos lleve a buen puerto. Sería deseable que, precisamente ahora, a la política fueran los mejores»
    http://www.vozbcn.com/2011/06/11/76300/esperanza-de-la-politica/

    • ELISA dijo:

      Hola anxel 😀 ¡¡que bien que tú también traes lectura!!. Es que hay cosas que ya no cuelan. Se ven desde lejos. Estaré espectante..

    • ELISA dijo:

      Pasa como las pelis subvencionadas con nuestros impuestos, Los derechos los cobran los Directores y Productores.

  9. anxel dijo:

    Como todos (as) sabemos, no somos de este mundo. Somos resultado de un proceso panespérmico y de ovulación interdimensional. A pesar de todo, levantamos pequeñas banderas, colocamos artificiales barreras, nos autoafirmamos día tras día como excepcionales y únicas (os) por más que aceptemos en clara contradicción que somos parte de una multitud, nunca dejamos de ser seres inmaduros porque en el periodo adulto camuflamos nuestras rabietas infantiles tras agresiones o simples/elaboradas rencillas personales, amamos y queremos en periodo adulto y en la vejez como amamos y queremos primero solo que camuflando tras el comfort de la experiencia nuestra puerilidad

    http://www.youtube.com/watch?v=nAX4_fea3VM&

  10. ELISA dijo:

    Y buenos días:

    😀

    Salgo con mi taza calentita a oir el concierto: mirlos, golondrinas, ruiseñores, jilgueros…. ¡¡qué explosíon de vida!!
    el viento, antes calmado, refresca y aclara los pensamiento (míos),. Los otros, están acabando su ciclo y pronto desaparecerán hasta el otoño que volverán a darme grata compañía. Una arañita, se hace la muerta entre tallo y tallo, a ver si hay algo que echarse a los dientes 😀 ¿he dicho dientes? la tortuga no deja de acecharme con un brillo especial en la mirada y no es afecto ¡¡es hambre!!. Las flores están muy engalanadas porfiando entre ellas a ver cual merece mis predilecciones. No es nada gratuito, puede que reciban un baño de fósfatos, puede que corte a la moribunda que chupa la savia de la que está naciendo. Nada es gratuito. ¿tú que me das?, que yo te doy. Un simple trueque.. A mí vosotros, compañeros/as, me aportais tanto, ¿que os doy? 😉

    • anxel dijo:

      Buenos días

      hola ELISA, veo que madrugamos, la verdad es que despertar cuando lo hace la vida alrededor, con el ritmo solar, puede ser muy gratificante si sabes apreciar el entorno. Tu sabes/puedes, así que enhorabuena por ello. Y gracias por transmitirlo en tus mensajes. Sin embargo, has hablado de plantas que aprovechan la savia de otras y me has hecho recordar al eriostemon, cuyo fósil probablemente encontraré aún metido dentro del seto en el que lo protegí hace tiempo, de los vendavales. La memoria es frágil, desde luego

      por cierto, huir de la tortuga puede ser una pesadilla recurrente 😛

  11. anxel dijo:

    nos vemos en otro momento 😉 , ahí os queda un poco de lectura: http://www.quedelibros.com/libro/82893/La-Cruz-solar.html

    • Ana dijo:

      anxel, vaya morro : “ahí os dejo un poco de lectura” . Sólo de ver los enlaces, sin abrirlos, todos seguidos casi me ahogo. El que he abierto dura más de 2 horas. Además hay una mezcla de cal y arena que aún exige más esfuerzo.
      Hoy pensaba pintar una ventana pero, si me decido a leerte, no podré hacerlo. El vídeo del nuevo orden mundial tiene una pinta interesantísima. Casi me van dando miedo estas cosas que dicen. El imperio invisible……
      Cuántos deberes.

      • Carmenchu dijo:

        Jaja Ana! Yo me siento igual!!… 😛 Me siento como la tortuguilla de Elisa…: esperaba comidita, pero no una paella para 15!!! Nada, a tomarlo con calma… Y aún me queda Genital! Qu’stress!!! Así no me voy a curar nunca…

  12. Carmenchu dijo:

    Buenas días!!! Qué buen despertar!… 😉 Genital, gracias. Luego te leo, que ahora estoy de todo menos receptiva… 😳
    Anxel, un regalo tenerte por aquí. Elisa, incombustible, dale algo que picar a la tortuga, pobrecilla, con lo que te aprecia ella…
    Qué lástima no coincidir un ratillo todos a la misma hora, aunque así en diferido también tiene su aquel.

    Hasta ahora!:D

  13. ELISA dijo:

    Hola de nuevo!! ya desde casa de mi hermano que hoy tenemos caracolada y conejo rustido. Nos reuniremos 24 y también bailaremos 😀 llevamos un repertorio de música italiana. Una gozada. Hasta luego 😉

    • Ana dijo:

      ELISA, ¡caracolada para 24! ¿quién se ocupa de limpiar los caracoles y prepararlos? A mí no me gustan, bueno no lo sé porque nunca he podido probarlos. ¿Quién es el que decide qué música vaís a bailar?. Seguro que no es el mismo que decide la comida que vaís a comer.

      • ELISA dijo:

        Hola Ana y Carmenchu:

        Carmenchu: ¡¡equilicuá!!

        Ana: dos personas se cuidan de cocinar, otra trae los postres. Luego se reparte el gasto. Tienen muchísima experiencia y sitio donde cocinar todo eso y lo hacen con antelación. Estaban deliciosos. Y el tiempo ha acompañado. Estábamos debajo de un patio emparrao 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s