Psicosis siglo XXI

Tal día como hoy, hace 50 años, los neoyorquinos asistieron en sus butacas a una de las escenas más inquietantes de la historia del cine de suspense. Norman Bates (Anthony Perkins) se ensañaba sobre Marion Crane (Janet Leigh), con una kitsch cortina de baño como cómplice. Un stacatto in crescendo de violines por cada cuchillada y un fluir de chocolate espeso a modo de sangre se clavaban en los oídos y la retina del espectador. Psicosis cumple hoy 50 años, pero se mantiene joven como nunca. La Leigh, ajena a lo que le venía encima, limpiaba su cuerpo en una ducha reparadora sobre unas baldosas resbaladizas. Perkins, al dictado ciego de una madre posesiva y manipuladora con oscuros intereses, se preparaba para el ataque mortal. En la versión actual, también kitsch por lo tosca, y a todo color para más realismo, los protagonistas bien podrían ser el “señor trabajador” en el papel de Marion Crane, estas marionetas que rigen nuestra política como el mismísimo Norman Bates, la banca y las grandes finanzas en el papel de esa madre putrefacta y el mundial de fútbol en el papel de la cortina que no nos deja ver que viene el lobo y a la que todos nos agarramos, aunque sin mucho éxito. (Una autoreflexión: ¿Estaré “psicótica” o me lo parece?)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Varios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s