Tranquila, Mary…

Tranquila Mary, que no hay mal que cien años dure… ni cuerpo que lo aguante. Eso, al menos, es lo que dicen los expertos en cuerpos, males y años… Deja de lamerte las heridas, porque entonces las tiritas no se adhieren y pierden su razón de ser. Arráncatelas, y deja que el sol y el tórrido aire del verano hagan su labor de cicatrización. Luego apenas quedan señales.
Deja que tus heridas salgan a la luz, y hazlo tú también con ellas. Sólo así serás una de las primeras en sentir la brisa, ya más fresca y reparadora, del otoño. ¿Que en otoño caen las hojas?… Pues que caigan y que cubran el asfalto gris de la ciudad. ¿Que se hace antes de noche? Pues aprovéchala también.
Ánimos, Mary!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Varios. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Tranquila, Mary…

  1. raquelmc2 dijo:

    ¡Ánimos! Increíble… sabía que eras buenísima!

  2. Marta dijo:

    Así se hace!!!!!! que al igual que la Pantoja te debes a tu público, ole!!!!Marta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s